09 septiembre 2010

Mario Götze, la explosividad hecha fútbol

Alemania se ha destacado, en los últimos años, por dar paso a jugadores realmente prometedores en el balompié europeo, ha potenciado su cantera y hoy en día se presentan como joyas que todos quieren. Este es el ejemplo perfecto de Mario Götze, el extremo del Borussia Dortmund, es uno de los más prometedores jugadores alemanes y a pesar de su corta edad ya se ha convertido uno de los nuevos ídolos de la afición del Westfalenstadion.

Mario Götze nació el 3 de junio de 1992 en Memmingen, localidad situada en el estado de Baviera (Alemania). Su familia está relacionada de forma directa con el fútbol ya que su hermano Fabian juega en el filial del Mainz 05. Sus inicios futbolísticos fueron en su Baviera natal, primero en las filas del SC Ronsberg y más tarde en el FC Eintracht Hombruch (actualmente Hombrucher SV 09/72), otro equipo de formación. Con solo 9 años, en 2001, todo un coloso del fútbol alemán como el Borussia Dortmund le dio la gran oportunidad y lo incorporó a su filial, donde su progreso fue inminente e indiscutible. 8 años permaneció en los escalafones inferiores del club, hasta su ansiado debut con el primer equipo que le llegó a los 17 años cuando sustituía al polaco Kuba en los últimos instantes de un partido ante el Mainz 05. Ese año le dieron solo algunas oportunidades más saliendo en los instantes finales, pero ésta temporada ha comenzado como titular y de momento, no hay razones para que nadie le quite el puesto.

Götze es un jugador que destaca por su polivalencia, suele jugar en la banda, ya sea la derecha o la izquierda, pero también puede jugar como segundo punta. Es diestro, bastante pequeño (171 cm) y de un fútbol parecido al de otra de las promesas emergentes del país, Marko Marin. Futbolista descarado, rápido y que siempre intenta encarar con el balón muy pegado al pie, aparece con movilidad por toda la zona de ataque. Le gusta participar en la elaboración del juego y nunca parece dar un balón por perdido. Destaca la calidad con la que mueve la pelota. Busca línea de fondo y posteriormente el pase atrás. Lo mejor de todo es que es un jugador que no se encierra en banda, busca mucho el interior y demuestra ser rápido pensando cuando pisa el área. Tiene un buen disparo y es un jugador que hace goles. Siempre acude al remate pese a no ser un futbolista alto. Su explosividad y atrevimiento lo han llevado a la titularidad de su equipo y de momento está siendo una de las revelaciones del campeonato alemán.

Como internacional ha pasado por todas la categorias inferiores de la selección alemana, jugando con los combinados sub-15, sub-16, sub-17 (con quien fue campeón en el europeo de 2009 celebrado en Alemania, marcando 3 goles en 4 partidos), y sub-18. Además ha ganado la Fritz-Walter-Medal al mejor jugador de la 'Mannschaft' en 2009 y 2010, por su participación en las categorías sub-17 y sub-18. También es internacional sub-21, combinado con el que debutó ésta misma semana, pese a contar tan solo, con 18 años.

Hoy en día es una pieza clave en su equipo y por ahora nadie le quita su puesto. Es más, el conjunto teutón le ha renovado su contrato y si nadie lo arranca de Alemania seguirá allí hasta 2014. Su prematura edad y su reciente incorporación al combinado sub-21 lo han llevado a ser observado ya desde muy cerca por los grandes clubes de Europa, quienes siempre andan atentos a cualquier promesa de cualquier rincón del planeta que destaque lo más mínimo, en éste caso, en una liga tan espectacular como la alemana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada