23 junio 2011

La camiseta alemana de 1990

La selección alemana es sinónimo de eficiencia, fuerza, profesionalidad y saber hacer hasta tal punto que Gary Lineker, gran delantero inglés de los 80 y principios de los 90, acuñó una definición del fútbol que decía que éste era un deporte en el que siempre ganan los alemanes. Hoy vamos a recordar la que para muchos es una de las camisetas más bonitas de las últimas décadas, la que llevó la selección de la República Federal de Alemania entre 1988 y 1990.

Pero vayamos primero a la historia del uniforme de la selección alemana que siempre ha sido la camiseta blanca y pantalones negros. A mediados de los setenta aparecieron en la camiseta, completamente blanca, las tres franjas de Adidas en las mangas y pantalones, con la que los germanos del oeste disputaron los Mundiales del 74, 78, 82 y 86 (era el mismo diseño con pequeños matices) y con la que cayeron derrotados en las finales del 82 y 86 ante Italia y Argentina respectivamente, encajando en cada una nada menos que tres goles.

Alguien en el país de la 'razón pura' debió de pensar que aquella equipación tan aséptica en blanco y negro no 'acongojaba' lo suficiente a los jugadores rivales y decidió incluir dos colores nuevos: rojo y amarillo. Fabricada por la marca teutona Adidas, eterno patrocinador de la 'Mannschaft', supuso una innovación sin precedentes. En un diseño muy ochentero, Adidas aprovechó sus tres franjas para dibujar la bandera alemana recorriendo el pecho de cada uno de sus jugadores a la altura del corazón y los hombros de la camiseta. Esa ruptura con lo anterior, esa geometría y lo mucho que entró por los ojos para los aficionados al fútbol la han convertido en todo un clásico de su época.

Jugadores como Rudi Völler, Thomas Hässler, Lothar Matthäus, Jürgen Klinsmann o Klaus Augenthaler la llevaron. La estrenaron en la Eurocopa de 1988 donde cayeron honrosamente en casa ante una de las mejores seleciones de Holanda que uno recordará nunca. Sin embargo, con esa misma alzaron (tras la tercera final consecutiva) por tercera vez en su historia el título de Campeones del Mundo en Italia'90 gracias a un solitario gol de penalti de Andreas Brehme. Tal fue el éxito, que la presencia de los colores de la bandera en la camiseta de manera más o menos evidente ha sido una constante desde entonces. Su sucesora, estrenada en la Eurocopa del 92, siguió empleando la bandera alemana, pero ya sólo en las mangas, aunque hasta el Mundial 94, los colores negro, rojo y amarillo siguieron invadiendo la camiseta de la 'Mannschaft'.

Sin embargo, veinte años han pasado desde que los germanos levantaran la Copa del Mundo en Roma y en este tiempo Alemania no ha vuelto a llevarse a casa el más ansiado de los trofeos. Cierto es que siempre han sido y serán un rival a tener en cuenta y han ganado la Eurocopa de Inglaterra'96, han jugado una final del Mundial ante Brasil en 2002 y una de la Eurocopa ante España en 2008, y además han organizado el Mundial de 2006 en el que quedaron en un nada despreciable (aunque deshonroso para un germano) tercer puesto.

16 junio 2011

The match (El partido)

Título Original: The match (The beautiful game)
Año: 1999
Duración: 95 min.
País: Gran Bretaña
Director: Mick Davis
Guión: Mick Davis
Reparto: Max Beesley, Laura Fraser, Richard E. Grant, Ian Holm, Neil Morrisey, Tom Sizemore, Iain Robertson, Bill Paterson, Samantha Fox
Productora: Polygram Filmed Entertainment / Propaganda Films / Irish Dreamtime
Género: Comedia

Esta cinta nos muestra una comedia amable y con una lección de superación personal y colectiva. Es otra de esas buenas películas a las que tan acostumbrado nos tiene el cine británico de los últimos años. Tiene algunas lagunas narrativas, aunque estas no afectan el sentido general de la trama. Sus personajes consiguen elevar una historia que a nadie pillará desprevenido. La cinta capta perfectamente el apasionado espíritu que tienen los británicos por el deporte rey. No es insólita, no es trascendente, pero es simpática y entrañable, y a veces, si tenemos en cuenta otras películas, esto es más que suficiente.

El film, ópera prima del director Mick Davis, se centra en la pequeña localidad escocesa de Inverdourne, en donde la vida transcurre sin emociones. Wullie Smith sigue, como siempre, con su trabajo de repartidor de leche y enamorado de la bella Rosemary. Pero la vida en Inverdourne se verá alterada por la disputa por la clientela del lugar entre los dos únicos pubs que existen en la zona. El Benny's Bar, un desvencijado hogar de acogida para la clientela más humilde, y el Le Bistro, un monumento al snobismo que amenaza con eliminar de la existencia a sus competidores menos pudientes. La disputa se resolverá de forma salomónica tras el resultado del partido de fútbol que enfrentará ambos bandos. Wullie, ayudado por su amigo Buffalo, se hará cargo de entrenar uno de los dos conjuntos.

La historia es mínima y para nada complicada. Los conceptos quedan muy claros desde el principio, y los buenos son muy buenos y los malos, muy malos. El acierto principal de Mick Davis es el retrato costumbrista que hace del pueblo escocés que, mezclado con algunos gags muy divertidos provoca más de una sonrisa al espectador. Como toda película costumbrista, el elenco de secundarios cobra más importancia de lo habitual y son interesantes algunas de las historias que se derivan de ellos, como la relación entre Buffalo y la madre de Rosemary. Su arco es limitado, pero apreciamos una interesante evolución psicológica en muchos de los personajes. Cabe destacar la del protagonista, el joven Wullie, quien carga desde muy pequeño un enorme sentimiento de culpabilidad por un hecho que vemos mediante el único flashback de la película.

La escena final, que es la típica y tópica de la inmensa mayoría de películas sobre fútbol, es decir, el partido definitivo donde los dos equipos se juegan el todo por el todo, adquiere en The Match una significación mayor que en el resto de films, y es que Davis aprovecha la excusa para rendir homenaje a los inicios del fútbol, a los jugadores pioneros de este deporte inventado en la Gran Bretaña. Así, podemos ver como uno de los dos conjuntos viste con la equipación tradicional de los equipos de antaño. Por cierto, un partido final muy bien filmado por Davis, que nunca pierde de vista el balón, crea jugadas muy creíbles y utiliza el ralentí adecuadamente para remarcar las situaciones más trascendentales.

14 junio 2011

¿Es necesario Fàbregas para el Barça actual?

Lo que se nos viene a la cabeza cuando hablamos del Barcelona actual son palabras como espectáculo, control o tiki-taka. Todo eso encarnado principalmente en un centro del campo formado por la pareja mágica Xavi-Iniesta y un medio defensivo, normalmente Busquets. Un mediocampo en el que cada uno tiene responsabilidades diferenciadas, aunque en ocasiones alguno desenvuelva un rol que no le corresponde en la teoría. La única función que es indiscutiblemente exclusiva es la de Xavi, la manija y el cerebro que marca los tiempos de un equipo que juega bajo su batuta.

Ahora bien, el de Terrassa ya cuenta con 31 años y es inevitable pensar que a su fútbol no le queda mucho tiempo al máximo nivel. Con este panorama aparece en las agendas de los directivos azulgranas la figura de otro jugador genial: Cesc Fàbregas. El capitán del conjunto 'gunner' es objeto de deseo de Guardiola desde que llegó al banquillo del Camp Nou, y el jugador lo sabe y estaría encantado de volver a la que fue su casa. Pero realmente ¿es necesario para el Barça el gran desembolso económico que supondría su fichaje?

El 4 del Arsenal es un jugador indescriptible, perteneciente a esa exclusiva raza en la que muy pocos más se pueden englobar, que se mueve en todas las funciones del mediocampo con soltura y que ofrece una entrega indudable. En Inglaterra tienen la expresión "box to box midfielder" para distinguir a este tipo de centrocampistas completos, como por ejemplo la mejor versión de Gerrard, que encarna a la perfección lo que significa este concepto. Con lo descrito anteriormente, me es imposible pasar por alto la conclusión de que Fàbregas no es otro Xavi. Tiene cualidades que le permitirían hacer ese rol con buenos resultados, pero en el caso del Barça actual no veo necesario pagar a toda costa por este jugador.

Lo primera y más importante es la presencia en la plantilla actual de un jugador con un talento desbordante como Thiago. El hijo de Mazinho aún es joven, pero tiene por delante unos dos años para aprender del maestro Xavi lo que le hace falta para madurar como futbolista para cuando llegue el momento de la verdad. Incorporar a Fàbregas significaría no sólo despedirse de este talento en ciernes, sino también sentar en el banquillo a un jugador del mediocampo actual o desplazar a Iniesta al extremo, una posición en la que tiene virtudes como su arrollador cambio de ritmo, pero que no es su sitio. Por el contrario, mantener a Thiago supondría tener a un suplente de garantías, que durante unos años, si se lleva por el buen camino, no protestaría ocupando ese segundo plano sabiendo que tiene el futuro por delante y que además saldría a coste cero. Aunque sobre este tema tengo mis reticencias y esto tan solo es una opinión personal, de que algo pasa con este chaval. Guardiola ya ha tenido que echarle un par de broncas, el otro día Luis Milla (seleccionador sub-21) hablando de él dijo qe para ser como Xavi "hace falta humildad". Es posible que se le esté 'yendo algo la cabeza', parece que Guardiola ha visto algo que no le ha gustado y puede ser otro caso como el de Giovanni, al que hace algunas temporadas se le mostró la puerta de atrás por los aires de estrella que estaba cogiendo.

11 junio 2011

ANÁLISIS EF: Comienza la Eurocopa sub-21

Hoy arranca el XVIII Campeonato de Europa sub-21 que durará hasta la final del próximo 25 de junio, donde quieren estar los hombres de Luis Milla que no se pondrán en liza hasta mañana frente a Inglaterra. Las ocho selecciones inmersas en esta gran aventura lucharán por el cetro europeo que levantó Alemania en 2009 o, como mínimo, conseguir un billete para los Juegos Olímpicos de 2012; algo que sólo lograrán los tres primeros.

A un día para que se produzca el debut español, aprovechamos la ocasión para revisar uno por uno a los 23 convocados de 'La Rojita'.

PORTEROS:

David de Gea: Está llamado a ser el sucesor de Casillas en la absoluta. Pese a ser portero, puede considerársele como una de las grandes figuras del equipo español. No obstante, hablamos de un chaval que aún tiene muchas cosas que aprender para llegar a lo más alto. En Dinamarca tiene una gran oportunidad para seguir creciendo. En el Atleti ha demostrado unas muy buenas cualidades, aunque debe mejorar en seguridad y no quedar como un portero resuelvepartidos esporádico. Parece evidente que la próxima temporada jugará en Old Trafford, lo que sería un paso importantísimo en su carrera, pero todavía no ha confirmado su fichaje por el United.

Rubén Miño y Diego Mariño: En teoría, sólo tendrían minutos si España resuelve su pase a semifinales en la segunda jornada o si De Gea se lesiona, no cumple o no está bien. La diferencia con el primero es que, ahora mismo, ambos tienen en sus clubes el paso cerrado: Miño, con Víctor Valdés en el Barça y Mariño, con Diego López en el Villarreal. Pese a todo, por ejemplo, Miño ha acompañado al Barça en el Mundial de Clubes y llegó a participar en una Supercopa de España. Este año ha tenido la confianza de Luis Enrique en el filial y le ha venido bien. De Mariño, podemos destacar que este curso en Segunda estuvo 295 minutos seguidos sin encajar un gol.

DEFENSAS:

Mikel San José: El central del Athletic, pese a su juventud, ya ha vivido la experiencia de jugar en el extranjero. Nada menos que en un club como el Liverpool, donde partió al equipo de reservas y entrenó a las órdenes de Rafa Benítez. Destacó tanto que en Bilbao no se conformaron con su cesión sino que insistieron hasta recomprarle del todo. Él mismo reconoce que debe mejorar algunos fallos puntuales a la hora de defender, pero Joaquín Caparrós le ha dado minutos este año y se ha ganado un sitio en La Catedral, pese a que ha tenido molestias en la espalda que le han impedido estar al cien por cien.

Álvaro Domínguez: Esta campaña no ha estado a la altura de la anterior, cuando dio el salto y despuntó a la par que De Gea. Entre otras cosas, porque su rendimiento inicial no contentó a Quique Sánchez Flores y el técnico le hizo desaparecer del once. Es central pero puede actuar también como lateral izquierdo. Va bien por alto, aunque no es muy rápido y, por ello, ha de procurar anticiparse más a los contrarios. Si rinde a su máximo nivel, no cabe duda de que debe ser un fijo en la zaga de la sub-21.

Alberto Botía y José Ángel: Qué mejor carta de presentación que decir que ambos jóvenes son pretendidos por el todopoderoso Barcelona para reforzar su plantel. En el caso de Botía, pertenecía al filial del Barça y el club le dejó ir al Sporting guardándose una opción de compra que ahora parece querer ejecutar. Claro que hay rumores que aseguran que el central entraría en operaciones como la del intento de fichar a Cesc Fàbregas. Su buen hacer en Gijón no ha pasado desapercibido y no es el Barça el único interesado. Como tampoco es Botía el único sportinguista que puede acabar en la Ciudad Condal; otro es José Ángel, un lateral izquierdo de largo recorrido que, además, es un portento físico. Rápido, con buen disparo y talento.

César Azpilicueta: Criado futbolísticamente en el Tajonar, y después de competir varios años en Primera con Osasuna, este joven lateral derecho ya sabe lo que es jugar fuera de España. En 2010 fichó por el Olympique de Marsella, aunque el defensa ha manifestado que quiere regresar a La Liga y suena como posible refuerzo para clubes como el Málaga, el Valencia o el Athletic. Lo cierto es que Azpilicueta, una garantía en el lateral, recién sale de una grave lesión en su rodilla izquierda que le ha hecho perderse la temporada en Francia. Aunque si Milla le ha incluido en la lista para el Europeo es porque está totalmente recuperado. Poco antes de su lesión, formó parte de los preseleccionados por Del Bosque para disputar el Mundial de Sudáfrica 2010, aunque al final se quedó fuera.

Víctor Ruiz y Dídac Vilà: Ambos salieron del Espanyol en el pasado Mercado de Invierno, rumbo a Italia. Y no es que no contasen para Mauricio Pochettino; todo lo contrario. Víctor Ruiz se fue al Nápoles a cambio de unos 6 millones de euros, una cifra considerable. El central, que pasó por los escalafones inferiores del Barcelona antes de formar parte del conjunto perico, parece ser de nuevo objeto de deseo del club blaugrana. Es sólo un rumor, pero confirmado por el director deportivo del club napolitano. Lo cierto es que completó una primera mitad de campaña muy buena con el Espanyol. Y lo mismo Vilà. Fruto de ello el AC Milan puso sus ojos en el lateral zurdo y pagó en torno a los 4 millones para llevárselo. Después de unos meses en Lombardía, encara el Europeo con su futuro inmediato sellado: jugará la próxima temporada cedido en la que es su casa, Cornellà El-Prat, cuyo carril izquierdo está seguro.

Martín Montoya: Hace poco que este lateral diestro del Barça B debutó con la sub-21. Con el filial azulgrana, ha sido indiscutible a lo largo de toda la temporada en Segunda División. Y ahora se le relaciona con equipos de Primera, como el Mallorca o, con más fuerza, el Real Betis. Lejos de preocuparse por su futuro, Montoya debe centrarse en este Europeo, el mejor de los escaparates posibles.

CENTROCAMPISTAS:

Javi Martínez: Contar con él es un privilegio para Milla. De hecho, el Athletic pidió a la Federación Española que liberase al jugador para que no tuviese que disputar el Europeo sub-21 de Dinamarca, puesto que el pasado verano jugó el Mundial con la absoluta y arrastra un exceso de partidos que, apuntan desde el club bilbaíno, le está pasando factura. Pero el seleccionador no lo ha consentido, pues le considera un hombre clave. Javi Martínez, pretendido por el Real Madrid de un tiempo a esta parte, es un verdadero portento físico. Es el oxígeno en el centro del campo de Los Leones, y ahora lidera la medular de la sub-21. Y no sólo es un centrocampista de físico, presión y corte, sino que posee una gran técnica y buena llegada al área rival. Su aportación en el centro del campo será vital para mantener un equilibrio.

Dani Parejo: El propio Milla reconoce que Parejo tiene las condiciones idóneas para triunfar, siempre y cuando alcance un grado de madurez que aún no tiene. No es indiscutible, pues la competencia es fuerte, pero sí un jugador importante en la creación del juego, al que le gusta sumarse con libertad al ataque y que, a buen seguro, tendrá minutos. Milla quiere que dé un paso al frente y este Europeo es una gran oportunidad para hacerlo. Al míster le preocupa que se distraiga pensando en su futuro, aunque parece que ya lo tiene hecho con el Valencia. Sus dos buenas temporadas en Getafe le abren el camino para seguir creciendo.

Rubén Pérez: Acaba de descender con el Dépor, lo que no significa que su actuación durante la temporada haya pasado desapercibida. Es un pivote defensivo muy correcto desde el punto de vista táctico que debe mejorar en otras labores. Su futuro para el curso que entra es incierto: por un lado, clubes de Primera como Mallorca y Betis quieren su cesión; por otro, Lendoiro no está dispuesto a poner fácil su salida. Si aprovecha los minutos que juegue en Dinamarca, la presión de sus pretendientes puede ser mayor, e incluso pueden salirle nuevas novias.

Ander Herrera e Iker Muniain: Pocas características tienen en común estos dos futbolistas, que el próximo año serán compañeros también en el Athletic. La razón de su presentación conjunta es que en el Europeo habrá que estar pendientes a la sociedad que forman. En su presentación con el conjunto bilbaíno, Ander Herrera se definió como un jugador con carácter que asume responsabilidades; ciertamente, cada vez gana más protagonismo. Le gusta tener el balón en su poder y sabe qué hacer con él. Su colega Muniain es uno de los atacantes más prometedores. Con su desparpajo, regate, técnica, velocidad… puede asombrar en Dinamarca y marcar las diferencias.

Diego Capel y Jeffrén Suaréz: A pesar de su juventud, es un extremo consagrado que, no obstante, ha visto ralentizada su progresión. Es un jugador rápido, con mordiente e incisivo. Revolución pura. Incluso, llegó a ir convocado por Del Bosque. Sin embargo, en el Sevilla se ha visto relegado a un segundo plano debido a la aparición del argentino Diego Perotti en la banda izquierda. No es muy goleador, aunque es capaz de aparecer en momentos necesarios. Grandes como la Juventus llegaron a interesarse por él. Ahora tiene una nueva ocasión para revalorizar su nombre y demostrar que no se ha estancado. En cuanto Jeffrén. el jugador de origen venezolano, parece que saldrá del Barça, donde cada vez que Guardiola le ha necesitado ha cumplido con creces. Sobre todo, gracias a su velocidad. Aún recuerdo cuando en la final del Mundialito, contra Estudiantes de La Plata, revolucionó el partido con su salida, merced a su insistencia, su desborde y sus centros. Puede jugar también más adelantado.

Thiago Alcántara: Tiene sólo 20 años, pero no necesita demasiada presentación. Es una de las grandes promesas, un talento natural. El hispanobrasileño juegue donde juegue, destaca. En Segunda División se sale, y en Primera ya sabe lo que es jugar y marcar. Un crack, una perla que muchos equipos persiguen. El hijo de Mazinho tiene una clase y una calidad con el balón extraordinarias. Y encima tiene visión de juego, buen disparo, toque, gol... Es el gran valor ofensivo del mediocampo. Un futbolista especial que encaja a la perfección en el estilo marcado por su club y seguido por España. Y que a partir de este domingo, ante Inglaterra, ha de dar rienda suelta a su imaginación.

DELANTEROS:

Adrián López y Emilio N’Sué: A Adrián, pese a ser un delantero con clase, le falta gol (esta temporada ha hecho 7 tantos en 36 partidos de Liga con el Deportivo). Y parece que le espera un verano movidito, puesto que su futuro parecía inevitablemente ligado al Atlético de Madrid pero ahora Lendoiro reclama a los del Manzanares 5 millones de euros por el asturiano. Su cabeza, ahora mismo, debe estar en suelo danés. Tampoco N’Sué es un goleador nato. Este año ha participado en todos los partidos ligueros del Mallorca y, a cambio, sólo ha aportado cuatro tantos. Pobre bagaje. Aunque es justo decir que juega escorado a la derecha y eso le resta potencial goleador. Tiene buena llegada, es hábil y polivalente y remata bien de cabeza.

Bojan Krkic: Otro cuyo futuro está en el aire. El delantero de origen serbio ha afirmado públicamente que quiere continuar en el Barcelona. Sin embargo, los rumores sobre su salida son continuos (Roma, Villarreal…) y esto puede descentrarle, pues reconoce que está viviendo una situación incómoda. Tiene un buen promedio de goles en el Barça, pese a su escasa participación. Y es el momento de averiguar hasta dónde puede llegar en su carrera. Formar parte del mejor equipo del momento es un lujo, pero hay equipos que están dispuestos a pagar para darle más protagonismo. Sale de una lesión de rodilla pero Milla confía en que aporte goles.

Juan Mata: Al igual que Javi Martínez, otro campeón del mundo al servicio de la sub-21. En el Valencia está acostumbrado a jugar escorado a la banda izquierda y, aun así, promedia más de 8 goles por temporada pese a su irregularidad. Sin discusión, debe ser un referente en el ataque. Del Bosque contó con él para Sudáfrica y ya sabe lo que es marcar con España. Ahora, su experiencia internacional tanto con el Valencia como con la absoluta debe ser de gran ayuda al grupo de Luis Milla en su intento por reinar de nuevo en Europa. Portará el 10. Evidencia de responsabilidad, algo que a Mata no le asusta porque está acostumbrado: cuando se fueron Silva y Villa, él se quedó liderando el ataque valencianista.

10 junio 2011

Alexis Sánchez, el 'Niño Maravilla' de Chile


Conocido como el 'Niño Maravilla', el chileno es el jugador de moda en Europa y una de las grandes estrellas del fútbol mundial. Gran extremo con velocidad y desborde, ha destrozado las defensas del Calcio jugando en las filas del modesto Udinese. Su nombre suena con fuerza como posible fichaje del FC Barcelona, aunque también está en las agendas de los equipos más grandes del viejo continente.

Alexis Alejandro Sánchez Sánchez nació el 19 de diciembre de 1988 en Tocopilla (Chile). Comenzó jugando al fútbol en el equipo de su barrio. Cuando tenía 15 años el alcalde de Tocopilla, comprobó su destreza con el balón y le regaló sus primeras botas de fútbol. Un año más tarde pasó a formar parte de la Escuela de Fútbol de Cobreloa donde fue observado por los técnicos del Club de Deportes Cobreloa, quienes detectaron su gran talento, ingresando así a las divisiones inferiores del cuadro 'Naranja'. Nelson Acosta, técnico del primer equipo lo vio jugar y de inmediato solicitó su ingreso al plantel profesional. Debutó oficialmente el 12 de febrero de 2005, en la primera fecha del Torneo Apertura. También debutó en la Copa Libertadores el 22 de marzo de 2005, siendo uno de los futbolistas más jovenes en jugar dicho torneo con tan sólo 16 años.

Sus buenas actuaciones llamaron la atención de distintos equipos europeos, aunque sería el Udinese italiano el que pagaría por el jugador una cifra cercana a los 3 millones de dólares por su pase. Los técnicos italianos vieron que no cumplía tanto técnica como físicamente los requisitos para un futbol competitivo. Por esta razón permaneció un año más jugando en Chile, y lo hizo como cedido en las filas del CSD Colo-Colo. En el conjunto 'albo' formó trío atacante junto a Suazo y Matías Fernández, coronándose campeón de los torneos Clausura 2006 y Apertura 2007. En la Copa Sudamericana, Alexis siguió demostrando su categoría al ser fundamental en las semifinales, sin embargo, perdió la final ante el Pachuca mexicano en el Estadio Nacional de Santiago.

Tras la finalización de su cesión al conjunto andino River y Boca 'pelearon' por hacerse con los servicios del jugador. Finalmente es incorporado al conjunto de Passarella a mediados de 2007. Con el conjunto 'millonario' tuvo una activa participación, destacando actuaciones interesantes hasta que el 22 de septiembre de 2007 el defensa argentino de Tigre, Juan Blengio, lo lesionó gravemente, rompiéndole los ligamentos de su tobillo izquierdo, lo cual lo dejaría por 3 meses sin poder jugar.

En julio de 2008, tuvo que volver a las filas del Udinese Calcio, siendo compañero de su compatriota Mauricio Isla. Los primeros meses fueron complicados para Alexis Sánchez, debido a la ausencia de goles, y lenta adaptación al juego del cuadro italiano. Posteriormente, a partir del segundo semestre de 2010 y después de tener una discreta actuación en el Mundial de 2010, Alexis comenzó a vivir un intenso proceso de adaptación en Udinese, que hizo que en la actualidad sea uno de los referentes del equipo de Francesco Guidolin. Por su parte la dupla Sánchez-Di Natale se convirtieron (estadísticamente), en marzo del presente año, en una de las mejores parejas atacantes en la historia de la Serie A, superando al binomio Maradona-Careca, y a cinco goles del récord conseguido por Del Piero-Trézéguet en la temporada 2007-08. El pasado mes de mayo ha sido premiado por La Gazzetta dello Sport como 'Mejor jugador de la Liga Italina', y el conjunto blanquinegro ya ha recibido ofertas provenientes de importantes clubes como Manchester United, Zenit de San Petersburgo, Inter de Milán, Manchester City, Juventus, Barcelona, Real Madrid, y Chelsea.

Sin duda estamos ante un grandísimo jugador. El chileno es un gran regateador, agil, escurridizo y con ese punto de picardía que tienen los grandes jugadores. Puede jugar en cualquier puesto de ataque, en el conjunto de Udine suele aparecer desde la banda para aprovechar su gran disparo con la pierna izquierda. También puede actuar como interior adelantado o media punta, auqnue es en estos puestos donde su rendimiento es algo inferior. Aunque suele pecar de 'chupón', su habilidad en el regate, el buen trato de la pelota, el toque rápido y la conducción con rapidez son productos escasos en el fútbol actual.

Ha sido internacional por Chile con las selecciones sub-17, con la que participó en el Campeonato Sudamericano de Maracaibo. Con la sub-20 participó en el Sudamericano sub-20 de Paraguay 2007 que les dió el pase al Mundial que ese mismo año se disputaría en Canadá. En el Mundial sub-20 se convirtió en la gran figura de 'La Roja', que cayó en semifinales ante Argentina, a la postre vencedores del torneo. Debutó con la selección absoluta en un partido amistoso ante el Club Universidad Católica. Luego jugó ante Nueva Zelanda en un amistoso, y además en los tres partidos de la gira a Europa de 2006: Irlanda en Dublín, Costa de Marfil en Vittel (Francia) y Suecia en Estocolmo. En las Eliminatorias del Mundial de Sudáfrica, Alexis se convirtió en una de las grandes figuras del equipo. En la cita mundialista participaría activamente en el rendimiento de la selección chilena, destacando sobre todo en la creación del juego de ataque.

09 junio 2011

Más que un club, pero sin dinero

No se ha cumplido todavía un año desde que Sandro Rosell accediese a la presidencia del FC Barcelona y garantizase que se potenciarían las secciones deportivas del club. Once meses después la directiva culé ha cambiado su discurso de manera radical debido, en gran parte, a la precaria situación económica que atraviesa el club y que contrasta y mucho, con los laureles conseguidos sobre el campo por sus equipos. Javier Faus, vicepresidente de economía del club manifestaba ayer, de manera tajante, que "el Barça es un club polideportivo y lo seguirá siendo pero las secciones han de hacer un esfuerzo y reducir sus presupuestos. Si pedimos a Mascherano o Alves que se queden haciendo un esfuerzo económico, las secciones deben hacer lo mismo. No pueden vivir al margen de la realidad económica del club".

El propio Faus detalló, sección por sección, la situación económica del área polideportiva del club y cifró en dos millones de euros el ahorro que se generará después de los recortes. "Los ingresos obtenidos por las secciones son de 8,2 millones, mientras que los gastos suben a 51,7. Esto supone que se hayan perdido 43,5 millones de euros, un 10-11% del presupuesto del club y esto es insostenible. No tiene que ver con que seamos una junta favorable o contraria a las secciones, es aplicar los criterios de sostenibilidad a todos los niveles del club", argumentó.

Esto representa que los 48 millones de euros anuales de los que disponen actualmente las cuatro secciones profesionales (baloncesto, balonmano, hockey patines y fútbol sala) quedará reducido a algo más de 24,5 millones en 2016.

Las ocho secciones no profesionales, que representan el 0,84 del presupuesto total (3,55 millones), se verán relegadas a competir sólo en Cataluña, por lo que algunas secciones como el hockey sobre hielo (Superliga), voleibol (Superliga), rugby (División de Honor B), hockey hierba (División de Honor) y atletismo, que está a punto de disputar el ascenso a la máxima categoría nacional, deberán descender y no competirán por títulos a nivel estatal e internacional.

La desaparición de la sección de béisbol, que curiosamente está a un paso de proclamarse campeón de la Liga Nacional, ha provocado reacciones contrarias a la medida en todos los ámbitos. Faus por su parte argumentó que "la decisión de cerrar la sección de béisbol es irrevocable. Ha sido algo meditado y estudiado y no es la primera vez que una junta cierre una sección ni será la última".

Las secciones no profesionales, que el lunes hicieron público un escrito de protesta, han convocado una manifestación para hoy, antes del primer partido de la final de baloncesto Barcelona-Bilbao.