20 diciembre 2010

Milanović, un central de altura para Serbia

La nueva generación de futbolistas serbios tiene a medio mundo expectante de cara a un futuro, nombres como los de Tošić, Sulejmani, Subotić, Krasić, Matić o Ivanović entre muchos otros se suman a una lista de jóvenes jugadores, que aseguran un futuro más que prometedor en el fútbol serbio. Otro de los nombres que comienza a sonar con fuerza es el de Milan Milanović, sus brillantes actuaciones con las categorías inferiores de la selección ‘plavi’ han sido más que suficientes para hacerse un hueco en la agenda de los grandes de media Europa.

Milan Milanović nació el 31 de marzo de 1991 en Kosovska Mitrovica, ciudad separada por el río Ibar en dos mitades, una serbia y otra kosovar, Milan no tuvo una infancia sencilla, a causa del conflicto bélico comenzar a dar los primeros pasos futbolísticos fue difícil. Aun así, a los 7 años entró en el club local FK Ibar, debutando en el primer equipo con 14. Durante un torneo de categorías inferiores, fue descubierto por ojeadores del FK Zemun, que se lo llevaron al equipo de Belgrado, allí firmó su primer contrato como profesional, pero tras estar durante dos años formando parte del equipo serbio, se marchó al mítico Estrella Roja.

No estuvo mucho tiempo en el equipo de Belgrado, tan solo 6 meses, entonces ya era internacional sub-17 y atrajo el interés de su actual club, el Lokomotiv de Moscú, quien en enero del 2008 lo incorporó a sus filas. Comenzó jugando con el equipo reserva, donde tuvo un buen progreso, convirtiéndose en el líder del equipo, que le valió para ser internacional sub-19 y sub-21 posteriormente. En 2009 fue subido al primer equipo de la capital rusa, y aunque no ha gozado de continuidad todo el mundo le empieza ya a comparar con Branislav Ivanović, actual jugador del Chelsea y todo un ídolo entre la afición del conjunto moscovita.

Serbia cuenta con una gran generación de centrales, todos ellos jóvenes y de gran nivel y futuro, por lo que Milanović no lo tendrá nada fácil, sin embargo, su juventud y talento dan la sensación de que se convertirá en uno de los grandes nombres del futuro para esta nueva selección serbia.

Milanović que mide 194 cm y pesa 83 kg, es un defensa central diestro, cuya principal virtud es el juego aéreo, resultando todo un peligro para las defensas contrarias a balón parado, se incorpora siempre en todas las jugadas aprovechando su altura. Destaca por su capacidad para aunar sacrificio defensivo y un aceptable manejo de balón. Se coloca correctamente y posee jerarquía pese a su juventud, sabe salir muy bien con el balón controlado, es el típico central serbio que va a por todas al corte (aunque quizás le falte más fuerza y contundencia cuando va al choque). A pesar de su elevada estatura, no es un defensa lento ya que posee una gran zancada.

Internacional en todas las categorías inferiores con la selección serbia, destacó en el europeo sub-17 disputado en Turquía en 2008 y también durante el europeo sub-19 del 2009 en Ucrania, donde por cierto, con dos goles, tuvo un papel muy destacado. Pese a contar con solo 18 años, se convirtió en internacional sub-21, debutando en partido oficial ante Noruega, clasificatorio para el Europeo sub-21 y siendo principal protagonista marcando el gol de la victoria para su selección (0-1) en el minuto 92 de partido.

Su futuro inmediato parece que estará en tierras italianas ya que el US Città di Palermo ha anunciado su fichaje de cara al próximo mes de julio. Según el conjunto 'rosa', el jugador balcánico ha firmado un contrato por cinco temporadas a cambio de 400.000 euros por cada una de ellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada