24 noviembre 2011

Qué fue de... Šuker

Todo un artista sobre el terreno de juego, tuvo una carrera plagada de éxitos. Leyenda del fútbol croata, su ambición y la cantidad de goles que marcó le hicieron alcanzar la gloria con el Real Madrid y ser uno de los jugadores más queridos por el sevillismo. Todo un goleador nato con muchísimo talento y una extraordinaria pierna izquierda.

Davor Šuker nació el 1 de enero de 1968 en Osijek (antigua República Federal Socialista de Yugoslavia y actual Croacia). Comenzó jugando en el equipo de su colegio, sus virtudes llamaron la atención de los ojeadores del NK Osijek que lo incorporó a sus filas. No tardó en demostrar su valía y a los 16 años debutó con el primer equipo de la mano de Ljupko Petrović, quien lo había entrenado en la categorías inferiores del conjunto blanquiazul. En la temporada 1988-89 se convierte en máximo goleador de la liga, con 18 tantos en 26 partidos, goles que ayudaron a su equipo a ser octavo en la clasificación.

Sus dotes como delantero no pasaron desapercibidas y al año siguiente firmó con el GNK Dinamo Zagreb, equipo puntero de la entonces liga yugoslava. Allí siguió marcando goles (34 goles en 60 partidos) durante las dos temporadas que estuvo en el conjunto 'plavi', hasta que las deficiencias económicas de su equipo y la complicada situación política de su país, que desembocó en la guerra de los Balcanes, acabó con todo. Y a Davor, como a tantos otros jugadores de la época, no le quedó otra que emigrar.

El Sevilla FC se fija en este joven delantero y decidió, en 1991, hacerse con sus servicios. La aventura española comenzaba tras pagar de su bolsillo el transfer a la Federación Yugoslava. A pesar de que su primera temporada no fue del todo exitosa, en las posteriores se convirtió en todo un ídolo de la afición del Pizjuán, entre ellas una en la que compartió vestuario con Diego Armando Maradona, y dejó un carro de goles (en la temporada 1993-94 fue el segundo máximo goleador por detrás del brasileño Romário).

En 1996, y a cambio de 600 millones de pesetas, empieza a vestir los colores del Real Madrid CF, junto a otros jugadores como Mijatović, Roberto Carlos, Seedorf y con Fabio Capello al frente del grupo. La compenetración con Raúl y Mijatović pronto dio sus frutos. Esa misma temporada se proclaman campeones de Liga y el croata deslumbra a todos con su rapidez y técnica y, sobre todo, con su capacidad goleadora (en 38 encuentros logró anotar 24 tantos). En 1998 el club blanco se proclama campeón de Europa tras más de veinte años de sequía europea. Ese mismo año ganaban además la Copa Intercontinental ante el CR Vasco da Gama brasileño. Poco a poco fue perdiendo peso dentro del equipo, en parte, debido a la irrupción de un magnífico Fernando Morientes. Su sequía goleadora y las malas relaciones con el recién llegado Benjamín Toshack hicieron que en mayo de 1999 abandonar el Real Madrid, dejando atrás 239 partidos y 114 goles en la liga española.

Su destino es la Premier League inglesa, primero en el Arsenal FC, en el que solo estará un año. Debuta el 22 de agosto de 1999 ante el Manchester Utd, ese año juega 22 partidos en lo que marca 8 goles, cifra muy inferior a lo que venía aportando en las temporadas anteriores. Con el conjunto 'Gunner' llega a la final de la Copa de la UEFA de 2000 ante el Galatasaray. El resultado final es de 0-0 y el croata falla el primer penalti de la tanda. La vida con Wenger no le convence y decide cambiar de equipo, aunque no de ciudad. En las filas del West Ham United FC tiene otra campaña gris, nunca logra recuperar su estado de gracia, y no entra mucho en los planes de Harry Redknapp, entonces en el banquillo de los 'Hammers'.

Su último destino es la Bundesliga alemana. El TSV 1860 München será su ultimo club, allí no debutara hasta el 1 de diciembre de 2001 ante el FC Energie Cottbus, y en dos temporadas marca tan solo 5 goles en 25 partidos. En su última temporada con el conjunto 'Die Löwen', ya con 35 años, actúa en 11 partidos marcando un solo gol. Su último partido oficial como profesional lo juega el 16 de marzo de 2003 frente al VfB Stuttgart.

Ha sido internacional por Yugoslavia. Con la selección sub-20 ganó el Mundial de la categoría disputado en Chile en 1987, un equipo en el que también estaban Mijatović, Boban, Prosinečki o Jarni. En 1988 formó parte del combinado yugoslavo que participó en los JJ.OO. de Seúl. En 1990 participa en el Europeo sub-21, en el que la selección yugoslava pierde en la final, a doble partido, ante la Unión Soviética. Šuker fue galardonado con el 'Balón de Oro' al mejor jugador del torneo y obtuvo la 'Bota de Plata' como segundo máximo anotador del campeonato, lo que le vale para ser incluido en la convocatoria final del Mundial de Italia'90, aunque no juega ni un solo minuto. Con la selección absoluta jugó 2 partidos y marcó 1 gol.

En 1992, tras el desmembramiento de Yugoslavia, Šuker se convirtió en el referente de la nueva selección de Croacia. Participó en la Eurocopa de Inglaterra'96, donde cayeron en cuartos de final ante Alemania, a la postre campeones del torneo. Jugó también el Mundial de Francia'98 donde se alzó con la 'Bota de Oro' al máximo goleador del torneo con 6 tantos, además la excelente actuación del combinado croata le valió el tercer puesto por detrás de Francia y Brasil. También capitaneó al combinado croata en el Mundial de Corea y Japón de 2002. Hoy puede presumir de ser el máximo goleador de la historia de su selección con 45 tantos en 69 partidos.

Tras su retirada regresa a su país. Abrió en Zagreb la 'Davor Suker Soccer Academy', una escuela de fútbol para niños de su Croacia natal. También tiene intereses inmobiliarios en España y fue agente de futbolistas junto al fallecido en 2005 Dino Pokrovac. Tras algún que otro coqueteo con la política, quiere convertirse en presidente de la Federación Croata, para volver a poner en primer plano, esta vez desde los despachos, el fútbol de su país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada