14 marzo 2011

Qué fue de... Caminero

Jugador amado y odiado, durante varios años dio recitales con la camiseta atlética, nos dejó goles, regates y actuaciones estelares. Un jugador que podía jugar en cualquier posición del centro del campo, de libre, de lateral o de segundo delantero. Caminero, un jugador extraordinario que prefirió un retiro dorado en su Valladolid de origen, donde impartir lecciones de juego y clase.

José Luis Pérez Caminero nació el 8 de noviembre de 1967 en Madrid (España). Comenzó tarde a jugar al fútbol, pasó gran parte de su infancia en la Ciudad Escuela de los Muchachos de la localidad madrileña de Leganés (una ciudad a escala de niños, concebida, sobre todo, por y para los carenciales y problemáticos y por la que han pasado más de tres mil niños). Se incorporó a las categorías inferiores del Real Madrid, llegando a formar parte del primer filial blanco, el Castilla CF entre los años 1986-1989.

En 1989 ficha por el Real Valladolid con el que debuta en Primera División el 8 de octubre de 1989 ante el CD Logroñés. En el equipo 'pucelano' pronto se hizo un hueco en el once titular, el entrenador colombiano 'Pacho' Maturana le hizo abandonar su puesto como extremo y varió su posición hacia posiciones centrales más retrasadas. En la temporada 1991-92 desciende a Segunda División, consiguiendo el ascenso en la temporada siguiente, convirtiéndose en uno de los jugadores más deseados por los mejores equipos españoles.

En 1993 ficha por el Atlético de Madrid, donde vive sus mejores momentos como futbolista, aunque en sus primeras temporadas en el conjunto rojiblanco no pasó de obtener muy discretas clasificaciones, pese a sus brillantes actuaciones personales. En la temporada 1995-96 se proclama campeón de Liga y Copa del Rey, aquella temporada fue considerado el mejor jugador español del momento. Caminero tuvo un decisivo protagonismo en el conjunto entrenado por Radomir Antić, por su capacidad para crear juego desde cualquier parte del campo. Brilló excepcionalmente en el Camp Nou, donde fue una auténtica pesadilla para el Barcelona de Johan Cruyff.

Tras la consecución del 'doblete', siguió en el Atlético de Madrid. Sin embargo, año tras año, iba teniendo menos brillantez, debido principalmente, por sus continuas lesiones musculares. Ante esta situación, en 1998 regresa de nuevo al Real Valladolid donde juega seis temporadas más antes de retirarse de los terrenos de juego. Su última temporada (2003-04) no fue muy alegre, ya que su equipo descendió a la Segunda división. Así, disputó un total de 408 partidos en Primera división en los que anotó 57 goles, algunos de ellos memorables.

Jugador de gran clase y visión de juego, además de una extraordinaria llegada e inteligencia. Jugaba de centrocampista principalmente, de volante central, media punta o volcado a cualquiera de las dos bandas, preferiblemente la derecha, aunque también podía jugar de defensa libre e incluso de segundo punta. Su fama de jugador que no se esfuerza todo lo que puede, le persiguió hasta su retirada.

Fue internacional en 21 ocasiones. Su debut con la selección española se produjo el 8 de septiembre de 1993 en un partido amistoso ante Chile. Jugó el Mundial de USA’94, donde tuvo una destacada actuación, convirtiéndose en uno de los mejores jugadores del conjunto de Javier Clemente, quien le dio minutos en cuatro encuentros (Corea del Sur, Alemania, Bolivia e Italia), marcando tres goles (dos contra Bolivia y uno contra Italia). Participó además en la Eurocopa de Inglaterra’96. Caminero marcó un total de ocho goles con la selección.

Tras su retirada en 2004, ocupó el cargo de Director Deportivo en el Real Valladolid, encargándose de la búsqueda de nuevos jugadores, cargo que decidió abandonar de manera personal el 27 de Mayo de 2008. Desde entonces vive en Pucela y tiene un negocio de importación de automóviles y quads. En 2009 fue implicado en una red de narcotráfico y blanqueo de dinero, en la que fueron detenidas 31 personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada