10 mayo 2013

La camiseta 'ketchup' del Athletic

El Athletic Club ha paseado sus colores rojiblancos desde que el 9 de enero de 1910 estrenara esa equipación ante el Sporting de Irún. Desde entonces la equipación no ha sufrido grandes modificaciones, aparte de las pertinentes modernizaciones para adecuarla a los nuevos tiempos. 

En 2004, el regreso del conjunto vizcaíno a competiciones europeas, hizo que el club decidiera crear un diseño 'especial' para disputar la Copa de la UEFA. El presidente Fernando Lamikiz le hizo el encargo al artista vasco Darío Urzay, que presentó una propuesta a la Junta Directiva que consistía en un revolucionario dibujo, muy alejado de las clásicas franjas rojas y blancas. La idea fue aprobada, y es que en principio parecía una buena inversión que generaría grandes beneficios... pero la historia no tuvo el feliz desenlace que todos esperaban.

Ya desde el mismo día de la presentación, aficionados y medios de comunicación de España y de toda Europa se echaron las manos a la cabeza. Mucha gente en Bilbao (un sitio donde las tradiciones se respetan, y mucho) no comprendían como, en su vuelta a Europa, el equipo podía llevar un diseño tan arriesgado, tan poco convencional, tan poco vinculado con la historia del Athletic. Incluso en la propia web de la UEFA apareció un artículo sobre las camisetas de algunos equipos españoles, donde criticaba a la nueva equipación diciendo que "las tradicionales bandas rojiblancas de la camiseta del Athletic han sido trituradas utilizando gráficos en tres dimensiones". Para echar más leña al fuego, la web deportiva estadounidense 'Bleacher Report' hizo un reportaje sobre las 20 camisetas de fútbol más feas de la historia, e incluyó la diseñada por Urzay.

La indumentaria comenzó a conocerse popularmente como la 'camiseta ketchup' y tuvo tantos detractores, dentro y fuera del club, que tan solo fue usada en un único partido amistoso de pretemporada ante el FC Groningen holandés. La vida de la camiseta sólo duró un mes, el Athletic Club, sin duda influenciado por todo el 'cachondeo' generado en toda Europa, decidió retirar la camiseta, pasando a ocupar un lugar en el Muso del Athletic Club y en el ARTIUM, el Museo Vasco de Arte Contemporáneo.

Urzay, no tardó en dar una rueda de prensa en la que mostró su indignación y tristeza, quejándose de la 'mofa' que hizo la UEFA en su página web. "En la Eurocopa de Portugal, hemos visto un balón plateado. Muchos jugadores llevan botas de colores... No puedo entender por qué se armó tanto escándalo con esta camiseta". Además, Urzay se quejaba del trato recibido por parte de la directiva rojiblanca, que no habló con él en ningún momento antes de retirar la camiseta, después de que él hubiera cedido los derechos de explotación de la obra y el diseño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada