10 agosto 2010

Romelu Lukaku, el gigante belga

Toda Bélgica y media Europa no paran de hablar, del que sin duda es, el joven talento del año. Técnicos prestigiosos y veteranos de toda Europa se han rendido ante el futuro que se le presenta a la gran estrella del RSC Anderlecht. Algunos medios especializados dicen que es el nuevo Drogba, otros sin embargo lo comparan con Emile Mpenza y todo lo que conlleva su figura al fútbol belga, pero lo cierto es que Lukaku se ha convertido en el joven del año y esto, ha provocado que todos los grandes de Europa se hayan lanzado a su caza.

Romelu Menama Lukaku nació el 13 de mayo de 1993 en Amberes (Bélgica), tiene doble nacionalidad ya que sus padres son de la RD del Congo. La afición al fútbol le viene por su padre, Roger Lukaku, quien fue internacional por Zaire y jugó como profesional en Turquía y Bélgica. Sus comienzos futbolísticos fueron en el K. Rupel Boom FC, en el que ingresó cuando apenas contaba 6 años, para tres años más tarde pasar a las filas del KFC Wintam, pues su padre jugaba en el primer equipo. Cuando tenía 11 años se unió al K. Lierse SK, en el que estuvo hasta los 13. En Lierse marcó 130 goles en 68 partidos. En 2005 se trasladó a Bruselas, en donde jugó primero con el FC Brussels (con el que marcó 68 goles en 68 partidos, y normalmente, jugando con gente 4 años mayor que él, ya que gracias a su físico, jugaba varias categorías por delante de lo que le pertenecía), para posteriormente pasar a la 'Purple Talents Project', la academia del RSC Anderlecht.

Su debut con el primer equipo fue el 24 de mayo de 2009, en la primera división Belga contra el Standard Liège entrando en el minuto 69. Pese a sus apenas 17 años de edad, está resultando ser toda una revolución en la liga belga con el RSC Anderlecht. La temporada pasada hizo un campeonato asombroso, nadie se explica como un joven de su edad, puede llegar a jugar como todo un veterano con cientos de partidos en su espalda, pero Lukaku, pese a su corta experiencia, tiene ante sí el reto de convertirse en la próxima estrella europea, algo que no parece muy descabellado de conseguir viendo sus facultades. Un niño prodigio, al que muchos desean, pero que de momento, solo lo disfrutan en Bélgica.

Sus grandes actuaciones, la temporada pasada, le convirtieron en un habitual con la selección sub-21 belga, donde marcó un gol en su debut. El pasado 24 de febrero debutó con la selección absoluta en un amistoso contra Croacia. Todo esto no sería de extrañar si no fuese porque Lukaku solo cuenta con 17 años, recien cumplidos. Quizá es aventurarse demasiado, a tan temprana edad y con todo un proceso de formación por delante, pero la realidad y lo visto hasta la fecha apuntan a que estamos ante un delantero de referencia en un futuro no demasiado lejano.

Lukaku es un delantero centro zurdo de una grandísima envergadura y un poderío físico insultante (192 cm de estatura y 95 kg de peso y un 49 de pie, que pueden llegar a intimidar a cualquiera). Este enorme proyecto de futbolista se desenvuelve por el campo con una soltura pasmosa, aunque normalmente suele jugar como delantero centro, mostrando unos movimientos muy interesantes con y sin balón, también ha jugado de mediocentro. Muy fuerte físicamente y dotado de una gran potencia, el juego aéreo es una de sus múltiples virtudes, siendo un gran cabeceador y dominándolo a la perfección, resultando siempre un peligro a balón parado. Siempre entra con mucha fuerza y potencia desde atrás, tiene un golpeo de balón fortísimo, no se lo piensa dos veces y dispara desde cualquier lado. Muy anticipativo siempre a su marca y a los defensas, es un jugador rapidísimo, con un gran cambio de ritmo con el balón en los pies, pero principalmente, un grandísimo sprint, que junto a su fuerza y potencia, lo hacen imposible de parar. Su desparpajo es impropio de su edad, sobre todo, porque utiliza perfectamente su cuerpo y se beneficia siempre de ello. Le gusta caer a banda izquierda, desde donde tiene la habilidad de poner buenos centros al área, con precisión.

El futuro de este joven no puede ser más esperanzador tras llevar 3 años en la cantera de su actual club, al que llegó procedente del FC Brussels. Los técnicos del Anderlecht lo miman al más alto nivel al igual que su padre, el cual lo asesora y lo protege de todo lo que pueda influir negativa
mente en la prometedora carrera de este diamante en bruto y niño prodigio. Tras el enorme seguimiento que ha sufrido en los últimos meses por parte de los grandes clubes europeos, la directiva del Anderlecht se ha apresuró a blindarlo, haciéndole rápidamente un contrato profesional hasta el 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada