18 junio 2012

ANÁLISIS EF: Croacia (Grupo C)


Muchos han apuntado que si la selección croata está a un buen nivel podrían ser el gran 'tapado' del torneo, ya que  la calidad de sus jugadores es indudable y sólo hace falta que lleguen a ser un bloque muy fuerte. De cualquier forma es una selección al más puro estilo de la ex Yugoslavia, de la que siempre se espera que salga al campo a competir y plantear dificultades, son de esos conjuntos muy pegajosos y capaces de incomodar a cualquier rival. Contra España esperan dar la sorpresa y clasificarse para cuartos, ya sea como primeros o segundos de un grupo, en el que a priori todo parecía indicar, venían de invitados.

Después del desastre mundialista de 2006, la federación croata confió el banquillo a Slaven Bilić, ex jugador de Hajduk Split, Karlsruher, West Ham o Everton, que entonces contaba con tan solo 37 años, y que venía de entrenar a la sub-21. Clasificó al equipo para la Eurocopa de 2008, donde quedaron primeros de grupo, por delante de Alemania, aunque cayeron ante Turquía en cuartos de final. No lograron clasificarse para el Mundial de Sudáfrica, y en esta edición, aunque la fase previa no fue brillante para ellos (no pudieron ser primeros de grupo ante una selección griega que les superó en el computo general), les hizo llegar a la repesca en una teórica eliminatoria emocionante ante Turquia. Lejos de la realidad, en tierras otomanas golearon y sellaron su pase a esta Eurocopa. Bilić ha estructurado una selección que tiene en el Dinamo de Zagreb (este año lo pudimos ver en la Champions League) al equipo con mayor representación. Utiliza el 4-4-2 clásico donde mezcla juventud y veteranía, con un sistema de presión al rival, defensa atrasada, pegada a la línea de medios y los delanteros presionando a partir del centro del campo a su rival para dificultar el pase.

En la porteria continúa inamovible Stipe Pletikosa. El actual portero del Rostov ruso lleva defendiendo la porteria 'Vatreni' desde 1999 cuando sustituyó a toda una leyenda del fútbol croata como Dražen Ladić. La defensa (algo lenta en el repliegue) está comandada por su lateral derecho y capitán, Darijo Srna, en su haber 90 partidos como internacional, segundo máximo goleador por detrás de Eduardo. Un jugador que juega en el Shakhtar de extremo y que su condición de centrador le permite desarrollar su juego más retrasado de su zona natural, aunque sin perder su habilidad goleadora. El lateral izquierdo es para Ivan Strinić, a quien Juande Ramos se llevó al Dnipro ucraniano el pasado año. En el centro de la defensa son indiscutibles el defensa del Bayer Leverkusen (y ex Tottenham) Vedran Ćorluka, y Gordon Schildenfeld, defensa del Eintracht Frankfurt nacido en Croacia, aunque con orígenes en Eslovenia y Austria. El problema de Croacia no es tanto la propia zaga, sino en la forma en la que llegan los contrarios. Su apuesta ofensiva en la medular, con pocos futbolistas que reculen, permite invasiones frontales hacia su área con demasiada frecuencia.

El centro del campo está comandado por Luka Modrić. No es para menos, pues pocos tienen su calidad técnica y precisión para dar pases decisivos. Con él entre la organización inicial y el último pase aseguran el éxito de su juego interior. Llega en el mejor momento, 26 años, pero viene arrastrando molestias físicas en los últimos meses. Además, a nadie se le escapa que el centrocampista del Tottenham es un futbolista irregular, que necesita el balón para trascender en el juego, y ante España no lo tendrá. Pero si aparece el mejor Modrić será clave para el juego de su selección. Es un jugador que ha demostrado en numerosas ocasiones que suele 'desaparecer' en las grandes citas, como ya ocurriera hace cuatro años en la cita de Austria y Suiza.

Es probable que lo acompañe en el doble pivote Vukojević, quien será el encargado de cohesionar a su selección, demasiado creativa cuando el doble pivote es ocupado Modrić. Las bandas estrán ocupadas por Rakitić, jugador del Sevilla, y al que Bilić escora en la banda donde pierde gran parte de su visión y peso en el juego. En la izquierda ha venido jugando Ivan Perisić (con tan solo 23 años milita en el Dortmund), quien ha mostrado según la prensa especializada una gran proyección, debido a su polivalencia y la virtud de ser ambidiestro. Milan Badelj no será titular, pero este centrocampista del Dinamo de Zagreb es un futbolista bastante interesante. A sus 23 años, juega en el carril central y destaca por su llegada y peligroso disparo. Es probable que tenga minutos, quizás en partido atascados. Entonces podremos ver si no le intimida el escenario.

Con Ivica Olić fuera del torneo, por la lesión que sufrió en el amistoso ante Noruega, en la delantera han jugado en los últimos partidos Nikica Jelavić y Mario Mandžukić. El primero se ha convertido en el jugador revelación del combinado croata, y desde su llegada al Everton inglés, ha mostrado un gran rendimiento marcando 9 goles en 13 partidos. Su compañero en el ataque, Mandžukić, era hasta ahora un gran desconocido para el público en general, sin embargo el delantero del Wolfsburg alemán viene de hacer 13 goles en los 33 encuentros que disputó en la Bundesliga la temporada pasada. Lleva 3 goles en el torneo, es máximo anotador junto a Mario Gomez y el ruso Dzagoev, y su nombre ha empezado a sonar con fuerza el las agendas de algunos de los principales equipos de España, Italia e Inglaterra. Otro jugador a tener en cuenta es Eduardo, quien está teniendo algunos minutos entrando desde el banquillo. Cuando en 2008 los tacos de Martin Taylor se cruzaron en el camino del jugador de origen brasileño, le tuvieron que reconstruir la pierna. Nunca volvió a ser el mismo futbolista. Se mostró tímido en el campo, reticente al contacto con los defensas, inseguro. En 2010, fue traspasado al Shakhtar Donetsk, aunque no ha podido afirmarse en la titularidad ni en su club ni en la selección.

En definitiva, es una selección que tiene un gran potencial pero que ofrece dudas en su funcionamiento como colectivo, y aunque tiene a delanteros de grandísimo nivel, y en un gran momento, como Mandžukić o Jelavić, creo que si Modrić, Rakitić y  Perisić no lucen en el centro del campo no van a poder con el juego de toque de España, y no podrán superar la fase de grupos (ya que partimos de la base de que Italia pueda doblegar a la República de Irlanda).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada