17 abril 2012

DE GUANTE BLANCO: Chilavert


Sin lugar a dudas, nuestro protagonista de hoy es uno de los guardametas más carismáticos y con más personalidad de Sudamérica. Amado y odiado en la misma proporción, es idolatrado por igual en su Paraguay natal y en Vélez, donde vivió sus mejores años como profesional. 

José Luis Félix Chilavert González nació el 27 de julio de 1965 en Luque (Paraguay). Comenzó jugando como delantero con sus amigos del barrio. Su hermano, debido a que los rivales eran mayores que él, lo mandaba a la portería. "Me revolqué dos o tres veces y me gustó. Cuando me tocó ir a probarme a un club de verdad, me acordé de eso y le dije al entrenador que era arquero… no salí nunca más". Se inició en las categorías inferiores del Sportivo Luqueño, club con el que debutó en la segunda división, con tan sólo 15 años, de la mano de Modesto Sandoval, entrenador de porteros del club 'auriazul'. En el equipo de su ciudad natal empieza a destaparse en su faceta goleadora, sobre todo en el lanzamiento de faltas y penaltis, y marca 4 goles en 67 partidos. En 1984 Cayetano Ré lo ficha para Club Guaraní. Con el club del barrio Pinozá de Asunción tiene grandes actuaciones, juega 19 partidos y marca 1 gol, y el equipo se proclama campeón de liga por delante de Cerro Porteño. Se graduó de Perito Mercantil, y cursó dos años de Ciencias Económicas antes de dedicarse plenamente al fútbol.

Al terminar la temporada, y tras su gran año, ficha por el CA San lorenzo de Almagro de la liga argentina. Con el 'Ciclón de Boedo' jugó 122 partidos durante casi cuatro temporadas, no marcó ningún gol aunque todavía se recuerda "su atrevimiento a la hora de patear los tiros libres en el arco contrario". Además se le recuerda por su juego brusco que lo llevó a partirle la nariz al delantero peruano Franco Navarro, del CA Independiente de Avellaneda.

En 1988 sus problemas con la directiva 'azulgrana' hacen que sea traspasado al Real Zaragoza. En su primera temporada en el cuadro 'maño', a las ordenes de Radomir Antić, consiguió dejar al equipo en la quinta posición del campeonato de liga, lo que supuso la clasificación para la Copa de la UEFA. De su paso por el fútbol español queda el recuerdo de su sanción de 8 partidos por insultar al árbitro belga Alphonse Constantin en los dieciseisavos de final donde cayeron ante el Hamburgo alemán. Además en un partido en La Romareda ante el CD Tenerife se enfrentó con su propia hinchada a los que dedicó varios cortes de manga. En el club aragonés permaneció hasta 1991 jugando 79 partidos en los que marcó un único gol de penalti frente a la Real Sociedad, si bien a continuación recibió un gol de Jon Andoni Goikoetxea desde el centro del campo, cuando Chilavert no había llegado a posicionarse bajo palos.

En 1991 regresa al fútbol argentino, en primer lugar es ofrecido nuevamente a San Lorenzo, pero el club de Boedo lo rechazó, y tras un fichaje frustrado con River Plate, es traspasado al CA Vélez Sarsfield, club con el que viviría su etapa más exitosa. Con la llegada de Carlos Bianchi en 1993, 'El Fortín' ganó una seguidilla de títulos en los que Chilavert fue una de las principales figuras, no sólo por sus grandes actuaciones bajo los tres palos sino también por sus goles y su influencia en el vestuario. En los 10 años que vistió la camiseta de Vélez consiguió 1 Trofeo Apertura (1995), 3 Trofeos Clausura (1993, 1996 1998), 1 Copa Libertadores (1994), 1 Copa Intercontinental (1994), 1 Copa Interamericana (1994), 1 Supercopa Sudamericana (1996) y 1 Recopa Suramericana (1997). Además a título individual en 1996 ganó los trofeos como mejor portero de la Liga Argentina y Mejor Jugador Sudamericano del año. También consiguió el trofeo de la IFFHS como mejor portero a nivel mundial en los años 1995, 1997 y 1998.

En 2001 'El Chila' es traspasado al Racing Club de Strasbourg con el que juega temporada y media, disputando un total de 50 partidos, ganando la Coupe de France de 2001 y viviendo el primer y único descenso de su carrera. A finales de 2002, tras su nueva aventura europea, vuelve al fútbol sudamericano, esta vez a las filas del CA Peñarol de Montevideo. No cuenta mucho, por su bajo estado de forma, para Diego Aguirre a pesar de lo cual juega 14 partidos, marca 4 goles y gana el Campeonato Uruguayo de 2003 con el equipo 'aurinegro'.

En 2004 vuelve a Vélez Sarsfield para jugar exclusivamente la Copa Libertadores y posteriormente retirarse el 15 de noviembre de 2004. En su 'homenaje' participaron futbolistas de la talla de Iván Zamorano, Carlos Valderrama, René Higuita, Enzo Francescoli, Alex Aguinaga, Celso Ayala, Daniel Cáceres, Claudio Morel, Celso Esquivel, Marco Etcheverry, entre otras figuras del club de Liniers, campeones de América y del Mundo, brindando un gran espectáculo en el José Amalfitani acorde a la ocasión.

Internacional por Paraguay, debutó en 1989 y jugó un total de 74 partidos anotando 8 goles. El primero de ellos lo marcó de penalti ante Colombia el 27 de agosto de 1989 en las eliminatorias previas al Mundial de Italia'90. Participó en los Mundiales de Francia'98, donde Paraguay cayó en los octavos de final con un gol de oro ante Francia. A pesar de la eliminación ante el, a la postre campeón del torneo, fue proclamado mejor portero del campeonato. También participó en la edición de 2002 de Corea del Sur-Japón, donde fueron eliminados también en los octavos de final ante Alemania. Además jugó las ediciones de la Copa América de Chile'91, Ecuador'93 y Bolivia'97.

Chilavert siempre tuvo esa fama de provocador y desafiante (tanto dentro como fuera del campo), fama que supo ganarse con acciones como las que tuvo en 1997 en un Paraguay-Colombia, cuando se lió a tortas con Faustino Asprilla. También tras un partido clasificatorio para el Mundial de 2002 entre Paraguay y Brasil, fue sancionado por escupir a Roberto Carlos. Fuera del campo también ha criticado a jugadores de la talla de Maradona o Iker Casillas.

Tras su retirada, en 2005, recibió una sentencia de seis meses de prisión en Francia por falsedad documental en la rescisión de su contrato con el RC Strasbourg, aunque finalmente no debió cumplir la pena. Durante los Mundiales de 2006 y 2010 ha trabajado como comentarista para Univisión. También ha 'amenazado' en alguna ocasión con presentarse a la presidencia de la CONMEBOL, bajo la creencia de que un organismo del fútbol debía estar regido por ex jugadores, e incluso con optar a la presidencia de su país, "La gente me lo pide", decía. Además triunfa como empresario, tiene varios productos (vinos, bebidas energéticas, licores, agua mineral, aaceite de oliva o baba de caracol) que distribuye bajo su nombre, que ya es marca registrada en paises como Paraguay, Japón, Argentina o México.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada