24 marzo 2016

Fekir, la nueva joya 'bleu'

Arriesgada fue la apuesta de Jean-Michel Aulas cuando decidió, ya hace varias temporadas, apostar por la cantera para poder construir el nuevo Stade des Lumières, inaugurado recientemente. Los problemas económicos hicieron que los grandes jugadores del Olympique Lyonnais salieran del equipo. Sin embargo, tras un gran trabajo de cantera y captación de jóvenes, parece que en Lyon comienzan a recoger los frutos de su trabajo. Fekir es la nueva perla de 'Les Lions', uno de los grandes equipos de Francia, venido a menos en la nueva década del siglo XXI.

Nabil Fekir nació el 18 de julio de 1993 en Décines, a las afueras de Lyon (Francia). De origen argelino, comenzó su carrera en los modestos AC Villeurbanne, FC Vaulx-en-Velin y SC Caluire, tras los cuales pasó dos años (2005-2007) en la academia del Olympique Lyonnais. Pero tras una larga lesión quedó relegado al banquillo, buscó minutos en el FC Vaulx-en-Velin y AS Saint-Priest, hasta que los técnicos formativos de 'Les Gones' decidieron incorporarle definitivamente en el inicio de la temporada 2011-12.

Después de dos temporadas preparando su salto al primer equipo, Rémi Garde le ofreció la oportunidad de consolidarse en una campaña complicada para el Lyon. Después de haber ido convocado frente al Grasshoppers suizo, debutó en Anoeta el 28 de agosto de 2013 ante la Real Sociedad, en el partido de vuelta de la previa de la Champions League, competición de la que fueron eliminados ese día por el conjunto vasco. Relegados a la Europa League (donde cayeron en los cuartos de final ante la Juventus) tuvieron un inicio de campaña dubitativo en la liga. Fekir juega 17 partidos: 4 en la Europa League, 2 en la Coupe de la Ligue y 11 en la Ligue 1, torneo donde comienzan ganando los dos primeros partidos, pero luego entran en una mala racha y terminan quintos por detrás de Paris Saint-Germain FC, AS Monaco FC, Lille OSC y AS Saint-Étienne. 

La pasada temporada fue la campaña de su eclosión. La llegada de Hubert Fournier al banquillo de Gerland fue un verdadero impulso en la carrera de Fekir. El técnico galo edificó un ataque temible con Lacazette y Fekir como puntales para intentar 'discutir' el reinado del Paris Saint-Germain. Los 13 goles y 9 asistencias que acumuló Fekir en el campeonato doméstico le valieron para ser nombrado como mejor jugador joven de la Ligue 1, además de aupar a su equipo a la segunda posición de la tabla, solo por detrás de 'Les Parisiens'. En la segunda parte del torneo, el Olympique de Lyon llegó a ser líder, pero finalmente se vino abajo en las últimas jornadas y tuvo que conformarse con el subcampeonato.

Fekir es un jugador polivalente que puede actuar como extremo por ambas bandas y como segundo delantero aunque su ubicación predilecta es cerca del flanco diestro, entre el lateral zurdo y el central de ese perfil. Se trata de un futbolista capaz de marcar las diferencias, aprovecha su velocidad y depurada conducción de esférico, con el balón siempre pegado al pie para quebradero de cabeza de los defensas, que se debaten entre anticiparle con el riesgo de perder la posición o esperar a ser encarados con un alto porcentaje de quedar retratados. Sabe utilizar su bajo centro de gravedad para aguantar la posesión y sacar faltas a sus marcadores con una facilidad casi insultante. Elude el contacto físico, atrae rivales y los supera buscando el uno contra uno, faceta en la que se muestra tremendamente eficaz. Algo falto de velocidad para los desmarques de ruptura, es inteligente para interpretar los movimientos y tiene sentido del timming para sorprender desde segunda línea. Excelso lanzador a balón parado, demuestra que su tacto en los controles es extensible a los golpeos, combinando sutileza tanto en el disparo en carrera como en los pases desde el lateral de la banda. En su contra está el que es demasiado impetuoso y quiere hacer demasiadas cosas a la vez.

Internacional con Francia, jugó un único partido con la sub-21 en 2014, tras el cual recibió la llamada de Christian Gourcuff (seleccionador argelino y padre de su compañero de quipo Yoann). Argelia suspiraba por juntar sobre el verde a Brahimi, Feghouli, Slimani y Fekir, e incluso el jugador confesó a un programa de televisión "me siento muy orgulloso de ser argelino". Pero poco después entró en escena Didier Deschamps, el técnico de 'les bleus' y Nabil Fekir, a sus 21 años, decidió vestir la camiseta 'bleu' de Francia y soñar con la Eurocopa de 2016. Debutó el 26 de marzo de 2015 contra Brasil en el Stade de Francia, reemplazando a Antoine Griezmann a 16 minutos del final.

Esta temporada había comenzado a un ritmo espectacular. Cuatro goles y una asistencia en cuatro jornadas de la Ligue 1. Pero el 4 de agosto de 2015 sufrió una rotura del ligamento cruzado de la rodilla derecha en el transcurso del partido amistoso ante Portugal, disputado en el estadio José Alvalade de Lisboa. Ahora, Fekir afronta su recuperación con la esperanza de poder disputar el último tercio de temporada con 'Les Gones' y de esta manera, llegar rodado a la Eurocopa de naciones que se celebrará en su país el próximo verano.

A pesar de la lesión, su brillante trayectoria ha despertado el interés de varios conjuntos de la Premier League con el Arsenal de Arsène Wenger a la cabeza. El jugador ha manifestado su intención de permanecer en el conjunto del Ródano. "Con todos los grandes jugadores que tiene el Arsenal sería difícil para mí tener una plaza en el equipo. Nunca sabes lo que puede suceder, pero no quiero abandonar Lyon demasiado temprano y terminar sentado en el banquillo. No soy feliz si no tengo partidos". El contrato de Fekir con el Olympique Lyonnais se extiende hasta 2019. Aunque su futuro inmediato no parece estar marcado por un traspaso, Jean Michel Aulas, presidente de la entidad gala y experto en hacer caja con sus grandes figuras, ya se frota las manos ante otra posible gran venta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada