19 febrero 2013

Quintero, el nuevo talento 'paisa'


Un año más, el Sudamericano sub-20 ha sido un hervidero de precoces talentos que empiezan a resonar en el mundo del fútbol.  Ha sido un torneo extremadamente interesante, que nos ha dejado buenos equipos y la clara eclosión del fútbol colombiano que ha presentado un equipo lleno de talento y donde ha destacado sobre el resto Juan Quintero, el futbolista más talentoso de este Sudamericano.

Juan Fernando Quintero Paniagua nació el 18 de enero de 1993 en Medellín (Colombia). Heredó el fútbol de su padre, pero esa herencia la tuvo que recibir en el ADN ya que la violencia le arrebató a su progenitor cuando él aún era muy pequeño. Comenzó a mostrar sus condiciones gracias a que su tío Fredy Paniagua tenía una modesta escuela de fútbol, 'Quinterito', como lo apodan sus amigos, mostraba sus habilidades desde los escasos seis años. Después, con la magia que define a los buenos jugadores y con la personalidad que caracteriza a los antioqueños, el zurdo no tardó en llamar la atención en el Pony fútbol de 2005, el tradicional torneo que ha apadrinado a innumerables figuras en la región. "A los nueve años ya reclamaba con firmeza el balón, regaba rivales en la cancha Marte y demostraba mucho coraje para patear penaltis y tiros libres. Él siempre se destacó. Era el mejor y de tiro libre no fallaba, por lo que hacía muchos goles", relataba su tío.

Inicia su carrera en 2007 cuando es fichado por el Envigado FC dónde comienza a jugar con el equipo juvenil. El 6 de marzo de 2009 debuta con el primer equipo de la mano de Óscar Aristizábal, jugó 21 minutos gracias a la ya desaparecida norma que obligaba a los equipos a alinear a un jugador sub-18 para incentivar las categorías inferiores. Marca su primer gol el 12 de septiembre de 2010 al Cúcuta Deportivo, y su nombre comienza a sonar con fuerza en la serie de promoción 2010 contra el Deportivo Pasto, marcando el gol de la victoria en el partido de ida. En el partido de vuelta sufrió una violenta entrada del defensa Germán Mera que le causó la fractura de la tibia y el peroné en su pierna derecha. Cuatro meses después, Quintero regresaba a los terrenos de juego durante el Torneo Apertura 2011.

En enero de 2012 se concretó su cesión al Club Atlético Nacional de Madellín. Debuta con 'el verde paisa' el 30 de enero de 2012 contra el Deportivo Cali, y pese a que al principio le costó hacerse un hueco en el equipo, pronto apareció y deslumbró, nada nuevo para él. Con la camiseta verde marcó cuatro goles y entre ellos uno muy recordado que le marcó de falta a Millonarios en pleno estadio El Campín. A pesar de los más de 7,5 millones de dólares invertidos por la directiva para la temporada, los objetivos no se cumplieron y el equipo cayó eliminado en los octavos de final de la Copa Libertadores. En la liga colombiana no fue mejor, quedaron clasificados en la duodécima posición y no se clasificaron para los cuadrangulares.

Tras su breve paso por el conjunto 'verdolagas' en julio del pasado año pone rumbo a Europa fichando por el Delfino Pescara 1936 (refundado en 2009 tras la quiebra del Pescara Calcio), club que acababa de lograr el ascenso a la Serie A, y que pagó apenas 1,5 millones de euros por el joven jugador colombiano tras la marcha de Marco Verratti al PSG francés. Debutó en la máxima categoría del fútbol italiano el 26 de agosto contra el Inter y su primer, y único gol hasta el momento, llegó un mes después (el 23 de septiembre) en el empate a uno frente al Bologna FC. Hasta ahora lleva jugados 14 partidos con la escuadra 'biancoazzurri' que no está atravesando un buen momento. Tras la destitución de Giovanni Stroppa en el mes de noviembre llegó al banquillo Cristiano Bergodi, que no ha conseguido enderezar el rumbo por lo que siguen penúltimos tan solo por delante del US Città di Palermo.

Quintero es el talento en estado puro. Pequeño (168 cm y 62 kg), aparentemente débil, él reclama la pelota para iluminar el juego. Posee una técnica descomunal, juega, y lo hace muy bien, pero sobre todo destaca su capacidad para hacer jugar al resto de compañeros, para generar fútbol. Puede jugar tanto escorado ligeramente al costado izquierdo, como en la mediapunta, posición que otorga la libertad de movimientos que su juego requiere para ser el conector ideal entre los mediocentros y la delantera. Su dominio de la pelota y de los espacios a la hora de asistir es fantástico. Con el balón cosido al pie, por momentos, da la sensación de bailar, sobre y alrededor de la pelota. Lujos nada superfluos, pues en numerosas ocasiones esos vaivenes le ayudan para salir de la presión del adversario. Su zurda también aguarda una notable habilidad en el golpeo, que deja entrever especialmente en las jugadas a balón parado. Demuestra una gran personalidad en todo momento. No se esconde, siempre se ofrece y la pide. Es habitual que todas las jugadas de ataque pasen por sus botas. Tiene llegada y cierta facilidad para hacer gol, pero la generosidad es otra de sus características, y no es extraño que priorice el asistir antes que rematar. 

Con apenas 19 años, José Pekerman lo convocó para los partidos frente a Perú y Ecuador, clasificatorios para el Mundial de Brasil 2014. No jugó en ninguno de los dos y debutó el 16 de octubre pasado en el amistoso ante Camerún en el Estadio Metropolitano Roberto Meléndez de Barranquilla. En enero de este año disputó en Argentina el Sudamericano sub-20 clasificatorio para el Mundial de la categoría que se disputará en los meses de junio y julio en Turquía. La selección 'cafetera' ganó el torneo y Quintero (que había heredado el 10 que anteriormente utilizó James Rodríguez) marcó cinco goles y fue designado mejor jugador del Campeonato.

Tras su gran torneo sub-20 ha sido relacionado con los principales clubes de Europa. Pero según La Gazzetta dello Sport, el AC Milan es  el equipo que mas cerca está de contratarlo. Según el diario italiano, Adriano Galliani ya habría mantenido alguna reunión con el agente del futbolista Ricardo Calleri y  Daniele Delli Carri, director deportivo del Pescara, con el fin de negociar su traspaso. La directiva 'biancoazzurri' se frota las manos ante la magnitud que Quintero puede alcanzar, mientras el joven sigue moviendo los hilos de la que promete ser otra gran hornada de futbolistas colombianos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada