15 febrero 2013

La 'šahovnica' croata


La camiseta de hoy está considerada una de las mejores en cuanto a selecciones se refiere, de las más bonitas que se han visto sobre un terreno de juego. Es todo un símbolo del país que representa. Os hablo de los característicos cuadros rojos y blancos de la camiseta de Croacia.

Tras el desmembramiento de la antigua República de Yugoslavia reaparecieron naciones históricas como Croacia, que nacía como país y como selección por lo que había que crear un uniforme, unos colores. En realidad, lo que había que hacer era crear una identidad corporativa (permitidme la expresión) no sólo para el fútbol, sino para el país en general. Aunque la selección croata nació en 1990, ya en la década de los 40, el combinado balcánico jugó algunos partidos no oficiales con un uniforme azul, color con el que se quería romper por representar a los colores del combinado yugoslavo, uno de los conjuntos más potentes de Europa. 

El encargo de la nueva identidad recayó en Miroslav Šutej, un reputado artista y diseñador gráfico croata, junto a una comisión de historiadores. Šutej lo tuvo fácil. Desde 1499, se tiene constancia de la existencia del šahovnica, que en serbocroata significa tablero de ajedrez y que es el nombre que se usa para describir los 13 cuadros rojos y los 12 blancos que componen el escudo croata. Esta primera representación se halló en Austria, y simbolizaba el Reino de Croacia. En 1527 se usó como sello real y su origen está, al parecer, en el escudo de armas del rey Stjepan Držislav, quien gobernó Croacia entre los años 969 y 997. El monarca croata venció al ajedrez a un príncipe veneciano para mantener la libertad de Croacia.

Pese a que la bandera croata no está basada en este tablero de ajedrez, los cuadros croatas se usan por doquier en el país balcánico. Así pues, queda claro que Šutej no tenía mucho que pensar, y el diseño para la selección de fútbol incorporó desde sus inicios el ajedrezado a su camiseta. Y no como un simple detalle, sino que toda la elástica estaba poblada con la šahovnica. Así pues, el 17 de octubre de 1990, Croacia debutó como selección de fútbol en un amistoso en el Maksimir de Zagreb ante Estados Unidos. Ese día se usó por primera vez el diseño de Šutej, que sorprendió a todos por su originalidad.

Desde entonces la selección croata no tardó en brillar, y en el Mundial de Francia'98 lograron alcanzar la tercera plaza de la mano de un brillante Davor Šuker. Destacaban por su gran talento, por cuidar el balón y una cierta indolencia en varios de sus jugadores. Es decir, la esencia del fútbol yugoslavo. Pero además, Croacia llamaba la atención por el diseño de su camiseta, que rompía con el estilo de la mayor parte de selecciones del mundo.

Y es que, en un ámbito como el del fútbol, tan poco dado a la innovación a nivel estético, la camiseta de la selección de Croacia fue, sin duda, un soplo de aire fresco y se posicionó desde el principio como una de las más originales. Por último, reseñar que tanto Lotto como Nike, las marcas que han surtido a la Federación Croata (HNS), han respetado al máximo el diseño de Šutej, con muy pequeñas variaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario