18 noviembre 2010

Holtby, el baluarte del sorprendente Mainz 05

Hijo de padre inglés y madre alemana, se confiesa seguidor del Everton, equipo en el que le gustaría militar algún día. Este año se ha erigido, junto a sus compañeros del Mainz 05, en las auténticas revelaciones de la Bundesliga, un equipo joven que da espectáculo y es capaz de ganarle a cualquier equipo de los denominados ‘grandes’ del fútbol alemán.

Lewis Harry Holtby nació el 18 de septiembre de 1990 en Ekelenz, localidad cercana a Monchengladbach (Alemania), donde su padre estaba destinado como soldado de la RAF británica.

La carrera de este interesante centrocampista empezó en el Sparta Gerderath de su ciudad natal. Con solo 11 años pasó al Borussia Mönchengladbach, un club que cuida muy bien la cantera, pero en su caso lo dejaron marchar a los 16 años, porque dijeron de él que era pequeño de estatura y lento en sus evoluciones. En 2004 llegó a las filas del Alemania Aachen, donde acabó su formación antes de debutar con el primer equipo en la temporada 2007/08. Aquella campaña jugó un solo partido, pero fue en la siguiente cuando se consolidó como titular indiscutible y disputó nada menos que 31 partidos, marcando 7 goles.

El Schalke 04 estuvo atento y se hizo con los servicios del jugador a cambio de unos 3 millones de euros, en verano 2009 una vez que el chico descartara ofertas del Hamburgo, el PSV o el Manchester. Holtby disfrutó de pocos minutos en los primeros meses y es por eso que fue cedido al Bochum en el mercado de invierno. El cambio de aires le vino muy bien y cuajó muy buenos partidos. Todo parecía que el extremo se quedaría en Gelsenkirchen esta campaña. Pero el Schalke decidió que aún debía curtirse más y lo envió al Mainz 05, en donde literalmente se está saliendo.

La federación inglesa valoró su convocatoria, pero Holtby, para disgusto de su padre (nacido en Liverpool), ha dejado claro que quiere jugar con la ‘Mannschaft’. Ha sido internacional en todas las categorías inferiores de Alemania desde la categoría de sub-18, y es el actual capitán en la sub-21 de Horts Hrubesch, uno de sus grandes valedores.

A sus 20 años, ese papel de protagonista ha tenido su primer premio con la llamada de la selección alemana absoluta, un paso grande en su carrera, un paso que debe representar la madurez de este futbolista. De hecho, ha sido el 'ogro' Hrubesch quien le ha recomendado a Joachim Löw para que se lo lleve a la selección absoluta, cosa que sucedió ayer, 17 de noviembre, en partido amistoso ante Suecia.

Jugador menudo (174 cm y 66 kg), se mueve bien por todo el campo, especialmente por arriba en banda izquierda. Gusta cambiar de lado y posee un toque fino. Siempre peligroso porque además se anticipa muy bien a las jugadas, le gusta dar el pase que sorprende. Goza de visión y un chut notable.


Es futbolista de los que sufren sin balón y a veces desaparece o falla, pero con los años puede ganar en regularidad. Por el físico pequeño y sus regates he leído que algunos medios alemanes le han comparado con Marko Marin pero viéndolo creo sinceramente que se desmarca incluso mejor. Sus pases desde la banda o cerca del área, siempre medidos y con mucha clase. Los delanteros y otros jugadores con potencia de llegada adoran este tipo de pasadores. Su movilidad por todo el campo y su toque con la izquierda lo mantienen entre una de las promesas con más futuro del fútbol alemán.

Su futuro se encuentra ‘lejos’ de Gelsenkirchen, ya que finalmente ha sido el Bayer Leverkusen el que ha llegado a un acuerdo con el Schalke por el jugador (8 millones de euros tienen la culpa). El futbolista anglo-alemán llegará en el mes de julio próximo y se convertirá en el primer refuerzo para el conjunto de la Aspirina de cara a la próxima temporada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada