11 octubre 2016

Quien siembra vientos...

¡Pobre Piqué! se recortó las mangas de la camiseta en el partido ante Albania y todos pensamos mal. Él, que es una persona que nunca se mete con nadie, que es mas bueno que el pan, que siempre respeta y ensalza a sus rivales (sobre todo al Real Madrid) y que a España (y no hablo de la selección) siempre la lleva en su corazón. ¡Que injusticia!

Que Gerard Piqué se recortó las mangas de la camiseta, es un hecho que nadie puede discutir, luego está el debate de si la camiseta de manga larga tiene los mismos ribetes o no que la de manga corta o si la camiseta le quedaba estrecha y por ello se las cortó. También es un hecho que sólo se las recortó él, ya que, al parecer, al jugador barcelonés no le gustan las camisetas de manga corta (cosa que no es cierta, ya que si ha jugado con camisetas de manga corta tanto en la selección como en los clubes por los que ha pasado) y lo que a mi me parece mas grave es que la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) consienta que un futbolista de la selección nacional recorte sus camisetas y más cuando hay otras opciones, ya que el equipo de utilleros de la selección lleva casi tres toneladas de material deportivo a cada partido, incluyendo varias camisetas de diferentes tallas sin rotulación por cada jugador y una máquina para poder rotular el nombre y número de cada jugador si hiciera falta. Que encima Piqué se haga la víctima ofendida es ya de traca. ¿Y Lopetegui y los miembros de la delegación federativa? Pues seguramente tocando las palmas... de Villar.

Dice el refranero popular que "piensa mal y acertarás", y es normal que cada gesto de Piqué con España se mida al milímetro le guste o no. Yo siempre he separado al Piqué futbolista del Piqué personaje fuera de los terrenos de juego. El futbolista me parece que hoy en día es uno de los mejores en su puesto, pero luego hablamos de un jugador que 'defiende' los colores de España y que está a favor de una consulta ilegal que constituye un pulso contra el Estado de Derecho. Él dice que tan solo defiende el derecho a la consulta (¿y no la independencia?), pero lo cierto es que no conozco a ni un solo catalán que salga a la calle para manifestarse a favor de la famosa 'consulta' y que vaya a votar 'NO'. Un jugador que ya formó la 'enésima' polémica en la pasada Eurocopa de Francia al hacer una 'peineta' (él defendió que solo se crujía los dedos) durante el himno nacional en la previa del partido ante Croacia.

No es que yo quiera mezclar política y deporte, ni mucho menos, pero es que simplemente creo que defender los colores de la selección es defender a España, pero aquí parece que somos más listos que nadie y que la selección (mal llamada 'la Roja') está muchos peldaños por encima de la nación. ¿Qué es eso? Ah, es ese gran país de ahí abajo que diría algún 'filósofo iluminado'. Y es que el 'niñato' y sus correligionarios independentistas llevan mezclando política y deporte desde que tengo uso de razón... y ya tengo unos cuantos.

No olvidemos que como persona Piqué tampoco ha demostrado mucho. Un jugador que dio muestras de su prepotencia insultando y menospreciando a los policías locales en Barcelona; que escupió varios hielos a Juan Cortés, miembro de la RFEF, durante las celebraciones en Madrid por la conquista del Mundial de Sudáfrica; que falta el respeto o menosprecia a compañeros de profesión como Álvaro Arbeloa o Denis Cherishev; que tira bombas fetidas en el avión en sus desplazamientos con el Barça; o que fue el cerebro (ninguno) de la improvisada fiesta azulgrana de Halloween en el vestuario visitante del Coliseum Alfonso Pérez de Getafe.

Pero lo que verdaderamente no se puede aguantar es que este tipo, después de estar masacrando y faltando de manera continuada por las redes sociales ahora se ponga la careta de víctima porque se le devuelve la moneda. Tu no puedes comenzar el combate y luego quejarte porque el contrincante te da golpes. Sencillamente Piqué tiene lo que se ha buscado, y si no está a gusto que no espere al Mundial de Rusia y se vaya ya, que no siga vistiendo ni un minuto más la camiseta de España... aunque muy mal no debe estar si puede aguantar dos años. ¿No será que sus patrocinadores le pagan más por ser internacional con España? Y ya se sabe que "la pela es la pela".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada