08 enero 2014

DORSALES MÍTICOS: 10 Eusébio

Considerado como uno de los mejores futbolistas de la historia, Eusébio, el mejor jugador portugués de todos los tiempos es ya un mito del fútbol. Tenía una expresión triste en el rostro pero su juego era pura alegría. Tenía un físico prodigioso, era capaz de hacer los cien metros en once segundos, era potencia y habilidad, velocidad y definición. Elegante, dejaba tirados a los contrarios con una facilidad que parecía insultante y poseía un cañón en su pierna derecha, un arma letal con la que marcar diferencias.

Eusébio da Silva Ferreira nació el 25 de enero de 1942 en Lourenço Marques (África Oriental Portugesa), ciudad que desde 1976 es renombrada como Maputo (Mozambique). Comenzó a jugar desde muy pequeño, solía saltarse las clases de la escuela para jugar al fútbol descalzo, con sus amigos en campos improvisados. Su primer equipo fue Os Brasileiros Futebol Clube, pequeño equipo local que recibía su nombre en honor al gran Brasil de principios de los 50. A los 15 años pasa al Sporting Clube de Lourenço Marques (hoy Clube de Desportos Maxaquene), donde comenzó a destacar por su descaro y capacidad goleadora, lo que muy pronto llegó a oídos de los grandes clubes portugueses de la época, que enviaron ojeadores para saber si aquellos comentarios eran fruto de la exageración o suponían un aviso de algo realmente excepcional. Los técnicos regresaron impresionados, lo que dio origen a una feroz pelea entre el Sporting Clube de Portugal y el SL Benfica. 

Aunque la historia de su fichaje por el Benfica todavía sigue rodeada de polémica, la versión más extendida asegura que el conjunto 'encarnado' negoció directamente con el jugador (incluso el gran Béla Guttmann llegó a viajar a Lourenço Marques para convencer al jugador), mientras que el Sporting llegó a un acuerdo con su club de origen, que era filial mozambiqueño del conjunto 'Verde e Branco'. Rodeado del más estricto secreto, el Benfica decidió aislar al joven jugador y lo trasladó a un hotel del Algarve donde permaneció tres meses con una personalidad falsa de mujer (Ruth Malosso). "Me levantaba pronto para ir a hacer unas carreras y dar unos toques; nadie me conocía y en el hotel sólo había extranjeros", recordaba Eusébio en el diario A Bola. El Sporting protestó a la Federación, e incluso su club de origen en Mozambique denunció la 'retención' del jugador al no dejarle regresar a su país. El embrollo legal llevó a Eusébio a no poder jugar durante cinco meses, perdiéndose incluso la final de la Copa de Europa de 1961 en Berna (Suiza), donde el Benfica se impuso (3-2) al FC Barcelona. Su debut con el Benfica se produjo en un amistoso ante el Santos FC en París, en el que logró tres de los cuatro goles de su equipo, que dejaron boquiabierto al mismísimo Pelé.

A partir de ahí, comenzaba una carrera imparable. Recibió el apodo de 'La Pantera Negra' por su velocidad y la potencia de su remate con la pierna derecha. Un año más tarde ya era uno de los mejores jugadores del continente, y conseguía ganar la Copa de Europa, en la que el Benfica ganó al Madrid (5-3) de Di Stéfano. Después de ese partido, Béla Guttmann decide irse del Benfica y lanzar su famosa maldición. El nuevo entrenador pasó a ser el chileno Fernando Riera, llevando al equipo, de nuevo, a la final de la Copa de Europa, de la que salen derrotados (1-2) frente al AC Milan. Al año siguiente, logran el título de Liga y la Copa de Portugal, logrando un año después el triplete (Liga, Copa y Copa Ribeiro dos Reis). En 1964, todos los grandes equipos europeos querían contratarlo, pero el dictador portugués Antonio Salazar frenó cualquier operación. Por cuarta vez en los últimos cinco años el equipo alcanza la final de la Copa de Europa, saliendo nuevamente derrotado por el FC Internazionale Milano. La temporada 1965-66 se convierte en la única sin títulos de toda la década, aunque al año siguiente el equipo recupera el título de Liga. En la 1967-68 vuelve a quedar bicampeón, y vuelven a alcanzar la final de la Copa de Europa por quinta vez en ocho años. En esa final se enfrentan al Manchester United FC, y aunque después de 90 minutos el partido estaba empate a uno, durante la prórroga los ingleses lograron marcar tres goles. En la temporada 1968-69 el Benfica logra de nuevo el doblete, ganando la final de copa al Académica de Coimbra en un partido marcado por la gran importancia política que tuvo, debida a la oposición de los estudiantes al régimen dictatorial.

Después de conquistar la Copa de Portugal de la temporada 1969-70, llega al Benfica el entrenador inglés Jimmy Hagan, con el que el equipo tuvo tres años dorados. Se gana la liga 1970-71, al año siguiente revalidan el título liguero y vuelven a ganar la Copa en una gran final contra el Sporting, en la que Eusébio marcó los 3 goles con los que el Benfica se impuso (3-2) a los 'Leões'. Ese mismo año el equipo alcanzó las semifinales de la Copa de Europa, donde fue eliminado por el AFC Ajax de Johan Cruyff.

En total Eusébio ganó 11 Campeonatos de Liga (1960-1961, 1962-63, 1963-64, 1964-65, 1966-1967, 1967-1968, 1968-1969, 1970-1971, 1971-1972, 1972-1973 y 1974-1975), 5 Copas de Portugal (1961-1962, 1963-1964, 1968-1969, 1969-1970 y 1971-1972) y 1 Copa de Europa (1961-62). Además, en 1965 ganó el 'Balón de Oro' que concedía la revista France Football y fue elegido 'Futbolista del año' de la Liga Portuguesa en 1970 y 1973. Eusébio era una máquina de hacer goles, fue máximo artillero del campeonato luso hasta en siete ocasiones (1963-64, 1964-65, 1965-66, 1966-67, 1967-68, 1969-70 y 1972-73) y conquistó dos 'Botas de Oro' (1968 y 1973). Anotó 638 tantos en 614 partidos con la camiseta del Benfica, incluyendo 319 goles en 313 partidos de Liga, 97 en 60 partidos de Copa y 57 en 76 partidos de competición europea. No es de extrañar, por tanto, que una estatua de bronce con su figura dé la bienvenida al estadio Da Luz. Él fue esa luz que iluminó Lisboa, Portugal y el mundo entero durante la década de los 60.

En 1975, tras 15 exitosos años en el Benfica, Eusébio comenzó un periplo que le llevó a jugar con los Rhode Island Oceaneers, Boston Minutemen, Toronto Metros-Croatia (con los que ganó el título de la NASL en 1976) y Las Vegas Quicksilvers de la North American Soccer League. También jugó en los New Jersey Americans de la American Soccer League (Segunda División de los Estados Unidos), e incluso en el CF Monterrey mexicano. Además, en las temporadas 1976-77 y 1977-78, Eusébio jugó en el SC Beira-Mar de la Primera División Portuguesa y en el União Futebol Comércio e Indústria de Tomar, equipo de la Segunda División lusa donde Eusébio, debido a las constantes lesiones que sufría, puso punto final a su carrera deportiva con 36 años.

Internacional por Portugal, debutó el 8 de octubre de 1961 ante Luxemburgo y anotó un total de 41 goles en 64 partidos. Jugó el Mundial de Inglaterra'66, donde la selección lusa dejó en el camino a equipos como Corea del Norte (gran sorpresa del torneo, después de Portugal), Hungría o Brasil (dos de los principales candidatos al título). Alcanzaron las semifinales en las que cayeron (2-1) ante los anfitriones, y lograron la tercera plaza ante la Unión Soviética. Eusébio sobresalió por encima del resto de jugadores, fue incluido en el once ideal del campeonato y se proclamó máximo goleador del torneo con nueve tantos, incluyendo cuatro contra Corea del Norte en los cuartos de final. Su último partido lo disputó ante Bulgaria, el 13 de octubre de 1973, encuentro clasificatorio para el Mundial de Alemania'74.

Tras su retirada, jugó cinco partidos (durante la temporada 1979-80) con los Buffalo Stallions en la Major Indoor Soccer League. Posteriormente, formó parte del Comité Técnico de la selección portuguesa y siguió unido al mundo del fútbol (mientras su nombre era constantemente citado en las listas de mejores jugadores de la historia) como representante y símbolo del Benfica. Fue embajador de la Eurocopa de 2004 y también de la selección en sus torneos en el exterior. De hecho en el verano de 2012, fue internado al sufrir un derrame cerebral mientras acompañaba a la selección lusa en la Eurocopa en Polonia y Ucrania. Desde entonces había sufrido diversos problemas de salud, y falleció el 5 de enero de 2014 a causa de una insuficiencia cardíaca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada