17 agosto 2013

Las cuatro estrellas de la selección uruguaya

Como todos deberíamos de saber, por cada Mundial ganado la FIFA coloca una estrella sobre el escudo del país vencedor. Por ejemplo Brasil, la pentacampeona, lleva cinco estrellas sobre el escudo de su Federación por sus cinco Mundiales. Lo hace, al igual que el resto de selecciones que han logrado conquistar un Mundial, así Italia tiene cuatro, Alemania tres, Argentina dos y Francia, Inglaterra y España una. Todo queda más o menos claro, un Mundial una estrella, con una única excepción... la de la selección uruguaya. ¿Pero por qué Uruguay tiene cuatro estrellas en su escudo cuando sólo han ganado dos Mundiales? 

La FIFA, como es de sobra conocido por todos, es bastante estricta en su reglamento y en las indumentarias con las que se juega en sus competiciones, pero extrañamente autoriza a la selección de Uruguay a llevar cuatro estrellas en su escudo y no las dos que le correspondería por los Mundiales ganados en 1930 y 1950. La explicación está en los dos Juegos Olímpicos que los 'charrúas' ganaron en París (1924) y en Amsterdam (1928) ya que en esa época aún no existía la Copa del Mundo, la primera edición se disputó precisamente en Uruguay, en 1930. 

Desde su fundación en París, el 21 de mayo de 1904, en los directivos de la FIFA nace ya la idea de organizar un torneo internacional de selecciones nacionales. Pero esos primeros años, no eran fáciles y la FIFA aun no contaba con la solidez suficiente como para organizar un torneo de esta envergadura. En 1914, la FIFA reconoció el torneo Olímpico como un "Campeonato Mundial de fútbol para amateurs" y decidió hacerse responsable del desarrollo de dicho evento. En los Juegos Olímpicos de 1920, disputados en Amberes, empieza a desarrollarse lo que sería la organización de un Campeonato Mundial. Los problemas económicos y de organización seguían, así que se decide que la primera Copa Mundial de Fútbol se haría dentro de los siguientes Juegos Olímpicos. En 1928, la FIFA decidió realizar su primer Campeonato Mundial de Fútbol y en 1929, Uruguay fue elegido unánimemente como sede del torneo, celebrado un año después.

Es por ello que la FIFA sólo tiene en cuenta esas dos ediciones (1924 y 1928) de los Juegos Olímpicos, porque fueron los únicos en los que de verdad se podría considerar que participaban selecciones de diversos continentes de forma profesional ya que en las ediciones anteriores o no participaban equipos de fuera de Europa o eran formados por jugadores no profesionales. Por ello se considera que el ganador de esas dos ediciones (Uruguay) era, realmente, el mejor equipo del Mundo, por lo que la FIFA le otorga esas dos estrellas 'extra' en el pecho, que se unen a las dos de los dos Mundiales ganados en tierras uruguayas y brasileñas. Lógicamente, desde entonces, las estrellas de los campeones Olímpicos no se suman a las de la Copa del Mundo porque ya se considera a la cita Mundialista como la encargada única de dictaminar cual es la mejor selección.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada