27 agosto 2013

Bakkali, la nueva promesa del PSV

El fútbol de Bélgica y Holanda está trabajando muy bien en los últimos años en sus canteras. Tras sufrir una grave crisis como consecuencia de la sentencia del 'caso Bosman', han rejuvenecido sus plantillas, salen constantemente jóvenes con talento y sus respectivas selecciones se han beneficiado de ello. Bakkali es la última perla de la cada día más prolífica escuela belga. Con solo 17 años se ha convertido en una de las piezas más codiciadas del mercado futbolístico. Apenas un adolescente que está sorprendiendo a todos con una irrupción meteórica y que desde bien pequeño ha dado buena muestra de su talento y facilidad goleadora, lo que ha hecho que su fútbol se manifieste con mayor rotundidad.

Zakaria Bakkali nació el 26 de enero de 1996 en Liège (Bélgica). De padres marroquíes, comenzó a jugar desde muy pequeño en el RFC Liège, un modesto club de su ciudad natal, para más tarde pasar ya al famoso Royal Standard Liège. Con 'Les Rouches' fue desarrollándose y maravillando a todo el mundo pese a su corta estatura, algo que aún mantiene, jugaba con chicos mayores que él sin arrugarse. Disputó varios torneos internacionales con el club belga y los grandes clubes europeos no tardaron en llamar a su puerta, se dice que estuvo muy cerca de firmar por el Manchester United aunque estos no pujaron fuerte por él. 

En 2008, fue fichado por el PSV Eindhoven, cuando apenas contaba 12 años. Tras su llegada, su progresión no se freno pese a tener que adaptarse a otro país y apartarse de su familia sino que siguió demostrando que no se habían equivocado con él. Fue quemando etapas a un ritmo vertiginoso, pasando por todas las categorías inferiores con años de antelación. En 2011 fue elegido como mejor jugador joven del mundo en la 'Nike Cup' disputada en Manchester. En ese torneo se encontraban los ojeadores del Manchester City, que se plantearon hacerse con los servicios del joven belga, pero finalmente prosiguió su formación en Holanda.

El primer paso hacia la élite se produjo la temporada pasada. La intención del cuadro neerlandés no era otra que alternar la presencia en el filial con los entrenamientos en el primer equipo, ya que con 16 años jugaba con en el conjunto sub-19 de la Academia del PSV, un dato que habla de la precocidad a la hora de irrumpir en la élite que ha tenido. Precisamente con el sub-19 realizó una una espectacular campaña quedando campeón de Copa y siendo uno de los mayores artífices del éxito lo que le llevo incluso a ser convocado por Dick Advocaat para un partido de liga ante el VVV-Venlo, aunque no llego a debutar fue el primer acercamiento que tuvo en el primer equipo.

Esta temporada, la llegada de Phillip Cocu al banquillo del Philips Stadion dio un giro en la carrera de Bakkali, ya que el nuevo técnico dejo muy claro desde el primer día que la cantera iba a ser vital en su nuevo proyecto. El buen papel del joven extremo en pretemporada le hizo ganarse un sitio en el once titular y ahí respondió con un gran partido en la ronda previa de la Champions League ante el SV Zulte Waregem belga, aunque la guinda la puso en la vuelta donde también fue titular y consiguió marcar su primer gol como profesional, certificando así el pase de su equipo a la ronda de Play-off. Sin embargo eso no fue nada comparado con la repercusión que tuvo su exhibición en la segunda jornada de la Eredivisie ante el NEC, y en el que consiguió marcar tres goles. Una preciosidad que le convierte en el jugador más joven de la historia de la liga holandesa en firmar un hat-trick, con 17 años y 196 días (el anterior récord databa de 1966, cuando Ruud Geels lo hizo con 17 años y 235 días). 

Bakkali es un velocísimo jugador diestro, de escasa estatura (164 cm), que suele actuar en el extremo derecho en el esquema 4-3-3 que utiliza Cocu aunque también puede caer a la banda izquierda ya que su total dominio de ambas piernas le permite, bien apurar la línea de fondo para centrar con la derecha o bien sorprender saliendo hacia el centro, buscando enlazar con el mediapunta o perfilarse para el disparo con la zurda. Tres cualidades resaltan sobre el resto en su juego: la poderosa salida del regate en seco hacia ambos lados, la potencia y colocación en el golpeo de balón con ambas piernas (gusta de ejecutar el disparo a portería, sabedor de que tiene un poderoso disparo), y la rapidez que tiene para armar el disparo, sobre todo tras salir del regate. Estas cualidades son fruto de la potencia de su tren inferior, a la que hay que sumar la velocidad en la conducción y la calidad en el regate, del que busca salir airoso sin necesidad de adornarse. Domina especialmente el autopase, la arrancada en seco y un regate de arrastre de balón que le sirve para acomodarse el balón en la zurda cuando, jugando en la izquierda, quiere buscar un centro. Sus desmarques buscan más ofrecerse para recibir, aunque ante equipos más ofensivos su velocidad tras el robo del balón ha sido crucial para montar el contragolpe. Su tremenda personalidad y su seguridad en sí mismo intimidan. Desde el día de su debut en el PSV asumió la responsabilidad de sacar los córneres que se botaban desde la izquierda. No se esconde en el trabajo defensivo, aunque a veces se muestra algo tosco, ya que su afán por recuperar el balón le hace ser impulsivo y anárquico en la presión, incluso ha habido que frenar su ímpetu cuando no ha sabido medir las entradas al rival.

Internacional con las selecciones inferiores de Bélgica. A finales de mayo participó en el XLI Festival International 'Espoirs' de Toulon con la selección sub-21, donde a pesar de que no fue un titular indiscutible, sí dejó detalles más que interesantes y marcó un gol ante México. Su gran inicio de temporada le ha valido para ser llamado por el seleccionador belga Marc Wilmots para disputar un amistoso ante Francia en Bruselas, aunque finalmente se cayó de la lista por una lesión muscular. Bélgica lo quiere atar pronto, por lo que seguramente Wilmots no tardará en darle minutos en algún partido oficial. Aunque también los responsables de la Federación marroquí están detrás de él para que se decida a jugar con los 'Leones del Atlas'.

No cabe duda que su precocidad y el tremendo desparpajo que destila Bakkali en el terreno de juego no han pasado desapercibidos para los grandes conjuntos europeos, especialmente Chelsea, Arsenal y Manchester City de la Premier League, pero el conjunto de la Philips anduvo hábil el pasado año, cuando renovó su contrato hasta junio de 2015.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada