09 septiembre 2011

Mery Sport (Liga Española 1988-1989)

En estos tiempos en los que vale tanto citar a un filósofo o un pensador como citar a algún futbolista, el balón de fútbol se ha convertido en algo así como un símbolo, un trofeo, un talismán. Por ello hoy iniciamos una nueva sección en la que vamos a ir viendo los distintos modelos de balones utilizados en competiciones oficiales. Hoy descubrimos una de las rarezas de la liga española, el balón Mery Sport que rodó por los campos de fútbol españoles en el final de la década de los 80.

La temporada 1988-89 comenzaba con una gran novedad para todos los jugadores, entrenadores y aficionados: un nuevo balón. El 29 de junio de 1988, los cuarenta clubes profesionales de Primera y Segunda División aprobaban en la Asamblea General de la Liga Profesional la oferta recibida de Mery Sport, una pequeña empresa ilicitana dedicada a la fabricación de calzado y artículos de cuero, que ofertó 50 millones de pesetas (unos 300.000 euros) y 3.000 balones para toda la temporada, descartando otra oferta de Adidas, que ofreció igual número de balones y un canon sin concretar sobre sus ventas totales.

Posiblemente, el de Mery Sport, haya sido el balón mas raro empleado en la liga española. Pomposamente se le definió como 'el balón más esférico del mundo' y destacaba su diseño un tanto curioso, ya que el dibujo de este balón distaba bastante del clásico de 20 hexágonos y 32 pentágonos del tradicional diseño de los balones empleados por Adidas en los Mundiales y Eurocopas. El balón de Mery Sport estaba diseñado a partir de un rombicosidodecaedro que contaba con 62 piezas (12 pentágonos, 30 cuadrados y 20 triángulos), por 32 del de la marca alemana utilizado en las anteriores temporadas. 

Mery Sport probó el nuevo balón durante dos años antes de comercializarlo. Tras obtener la homologación de la FIFA varios jugadores y entrenadores de Primera División dieron su visto bueno al modelo de la marca propiedad de Saturnino Merino. En el contrato firmado por la Liga Profesional con Mery Sport se hacía constar un período de tres meses, los tres primeros del campeonato liguero (septiembre, octubre y noviembre) en el que la empresa ilicitana debía corregir obligatoriamente las deficiencias que en ese tiempo se expusieran por los clubes. En el mes de noviembre de 1988 Mery Sport también firmaba con la Real Federación Española de Fútbol por unos 10 millones de pesetas para que la selección española utilizara los balones de la marca alicantina en los partidos de clasificación para el Mundial de Italia'90.

Posteriormente y, una vez iniciada la competición, fueron muchos los jugadores y técnicos que elevaron sus críticas con el nuevo esférico. Al contar con mayor número de piezas, disponía de más costuras, con lo que se favorecía la entrada de agua y posibilitaba el aumento de peso, hecho que fue remediado con la plasticidad de sus costuras. También hubo quejas contra la empresa que no daba abasto para surtir a los equipos de material para los partidos y los entrenamientos. Merino rechazó las criticas y manifestó que se debían a que la mayoría de los futbolistas españoles tenían contrato con otras firmas de material deportivo, a las que no complacía aquella intrusión.

Finalmente, Mery Sport lo retiró como balón oficial de la Liga con lo que tan solo estuvo una temporada en activo, aunque no solo fue utilizado en la liga española, también en la Copa del Rey y en la Supercopa de España. Su 'rareza' hizo que los equipos españoles también lo utilizaran en sus competiciones continentales ya que los equipos podían jugar en aquel entonces con cualquier balón aprobado por la FIFA. El Real Madrid lo utilizó en sus partidos de la Copa de Europa; Atlético de Madrid, Real Sociedad y Athletic de Bilbao en la Copa de la UEFA; y FC Barcelona en la Recopa de Europa, competición que ganaría el 10 de mayo de 1989 en el Wankdorfstadion de Berna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada