18 julio 2010

Como elegir las botas de fútbol

Comienza la pretemporada futbolística y normalmente esta viene acompañada de una de las elecciones más importantes, la selección de sus botas.

Y es que muchas veces, no somos conscientes de lo importante que es llevar un calzado adecuado. Las botas son un elemento importante en el conjunto del jugador, porque permiten dominar el balón durante los controles o el golpeo, así como durante los cambios de dirección y las aceleraciones. Por lo tanto, es primordial tomar en consideración los distintos criterios como el agarre, la flexibilidad y el toque de balón.
Una sabia decisión en la compra, nos puede hacer mejorar el rendimiento, evitar lesiones y sentirnos más cómodos, que principalmente, es de lo que se trata.

Podemos distinguir entre el uso para césped duro, césped blando, tierra, césped artificial, etc. Y es que es esencial para la buena práctica del fútbol adaptar nuestro calzado a la superficie sobre la que vamos a jugar, no hacerlo de esta manera supone un riesgo considerable para nuestra salud ya que la falta de adherencia al terreno puede hacernos sufrir resbalones y una excesiva adherencia al terreno de juego nos puede producir la típica “clavada” de pie que puede ser nefasta para nuestra rodilla cuando intentamos hacer un giro brusco.

Lo primero que hay que tener en cuenta para utilizar unas botas es que sean cómodas y que se acerquen lo máximo posible a nuestro estilo de juego. Dicho esto, es mejor comprar unas botas que no son estéticamente bonitas pero sí que son para nuestro tipo de juego y cómodas, que no unas botas espectaculares pero que no nos van a aportar lo que todo jugador busca en sus botas.
Todas las botas están previstas para jugar en superficies húmedas (hierba) o con lluvia y charcos en el campo. Aun así, existen diferencias considerables entre la piel, la piel de canguro y las sintéticas.
Las mejores son las de piel de canguro pues además de su buena adaptación al pie por la gran flexibilidad que ofrece este material, son las más resistentes, y dan un toque de balón excelente. Por el contrario es verdad que las botas de este material son las más caras.

Los tacos son importantes para proporcionar la tracción necesaria en una variedad de superficies. Estos han evolucionado desde unos simples clavos en la suela hasta los tapones y tacos modernos de distintas longitudes, formas, materiales, disposición, etc.

A mayor número de tacos se produce menor adherencia a la superficie y menor riesgo de lesión por torsión en especial en terrenos blandos.

Para los terrenos duros, por ejemplo en los campos de fútbol de tierra nos decantaremos por los tacos de goma especiales para suelo duro. En cambio, para terrenos blandos, como el césped natural, se recomienda la suela con tacos de aluminio o suela con tacos intercambiables, que nos permitirá tener en una bota dos tipos de tacos, los SG (suelo blando) y los FG (suelo duro).
En el caso de jugar sobre terreno de césped artificial la mejor opción es la bota con suela multitaco.

La distribución de los tacos es muy importante en el efecto rotacional del pié sobre el terreno que es donde se producen las lesiones mas graves a nivel de rodilla y tobillo por enclavamiento del pié y desplazamiento en cualquier sentido del resto de la extremidad, lesiones de los ligamentos cruzados y de menisco en la mayoría de los casos.

Otra parte importante de la bota es la plantilla, normalmente las que incorporan las botas de fútbol cumplen sólo con el cometido de proteger al pie de los impactos con la superficie. Lo idóneo es que, si sufrimos de alguna dolencia en la planta del pie (por ejemplo pie plano o pie cavo) visitemos a un podólogo que nos confeccione unas plantillas a medida que se ajusten a las necesidades de nuestro pie, y sustituyamos la plantilla por la nuestra.
Mantenimiento de las botas de fútbol:
- para material sintético, se recomienda aclarar las botas después de cada partido y dejarlas secar al aire.
- para el cuero, limpiar en seco las botas con un cepillo y aplicar aceite o grasa para que el cuero conserve sus cualidades de impermeabilidad y flexibilidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada