12 febrero 2016

Renato Sanches, el nuevo 'mirlo' del Benfica

Su físico y su estilo de juego recuerdan al Clarence Seedorf de sus inicios futbolísticos. Es el jugador de moda del fútbol portugués. Inconfundible por sus vistosas trenzas, con apenas 18 años es pretendido por media Europa y ya se ha convertido en un hombre importante en el actual Benfica.

Renato Júnior Luz Sanches nació el 18 de agosto de 1997 en Lisboa (Portugal). Hijo de inmigrantes caboverdianos y criado en un modesto barrio del norte de la ciudad de la luz, comenzó a jugar en el Recreativo Águias de Musgueira para entrar en la Academia del SL Benfica cuando apenas contaba con 9 años. Allí empezó a despuntar y a subir escalones hasta llegar, la pasada temporada, al equipo juvenil de los 'Encarnados' con los que disputó la UEFA Youth League. Sus actuaciones no pasan desapercibidas para el ex jugador del Deportivo de La Coruña Hélder Cristóvão, quien lo subió al filial lisboeta, alternando la competición europea con el equipo juvenil y la LigaPro (Segunda División portuguesa), competición en la que debutó el 5 de octubre de 2014 contra el CD Feirense. En su primera temporada como profesional jugó 24 partidos, de los cuales en 11 fue titular y acumuló poco más de 1000 minutos.

En el comienzo de esta nueva temporada se mantuvo con el segundo equipo, mientras que también disputó dos de los tres partidos del Benfica en la UEFA Youth League, pero sus grandes actuaciones hacen que Rui Vitória lo suba al primer equipo con quienes comienza a entrenar para debutar en la Liga NOS el 30 de octubre, en el Estádio João Cardoso contra el CD Tondela, sustituyendo en el minuto 75 al brasileño Jonas Gonçalves. Poco a poco ha ido asentándose en el primer equipo y las exhibiciones futbolísticas que está dando partido tras partido han hecho que Rui Vitória lo haya convertido en pieza clave de su proyecto. Hasta la fecha lleva jugados 14 partidos de liga, 3 en la Taça da Liga (Copa de la Liga) y 2 en la Champions League, competición en la que debutaba el 25 de noviembre, jugando como titular los 90 minutos contra el Astana FC kazajo.

Renato Sanches es un futbolista diestro que se muestra cómodo en varios puestos del centro del campo, ya sea como centrocampista de contención, mediapunta o interior zurdo. Cubre mucho terreno de juego y es capaz de defender pero también de generar peligro puesto que se incorpora con facilidad al ataque, sorprendiendo desde la segunda línea. Tiene recorrido, criterio en el pase y un potentísimo disparo con el que hace goles como el conseguido esta temporada ante la Académica de Coimbra. Es un jugador fuerte a pesar de tener un físico menudo (1,76 metros), parecido precisamente al del 'Pitbull' Davids, lo que le confiere además una extraordinaria movilidad. Su formación en las categorías inferiores del Benfica también le ha ayudado a adquirir una férrea cultura táctica, mantiene la calma bajo presión, sabe cuándo jugar de forma simple, cuando aguantar el balón y cuando retar al oponente. Demuestra su calidad cuando tiene la posesión del balón y además posee esa rara capacidad de presionar con intensidad sin perder calidad de pase. En definitiva, estamos ante un jugador que de seguir con esta progresión, pronto se convertirá en un futbolista de primer nivel por su capacidad para jugar y hacer jugar.

Ha sido internacional con Portugal en las categorías sub-15, sub-16, sub-17 (con los que disputó el Europeo de la categoría que se jugó en Malta en 2014, cayendo en semifinales ante Inglaterra) y sub-19 (con los que ha jugado la ronda de clasificación para los europeos 2015 y 2016). Su próximo objetivo será emular a sus compañeros Nélson Semedo y Gonçalo Guedes, y convertirse en internacional absoluto y aunque su nombre ha comenzado a sonar con fuerza en los medios de comunicación de cara a la próxima Eurocopa de Francia, él tiene los pies en el suelo "sé que todavía tengo que seguir mejorando. Tengo 18 años. Con el tiempo, y con la ayuda de mis compañeros, mejoraré".

Renato Sanches empieza a ser un hombre 'vigilado' por los grandes de Europa y no solo el Real Madrid ha empezado a fijarse en él. También el Manchester United, Bayern de Múnich, Chelsea, Juventus y el Barcelona le pretenden. De ahí que ante la existencia de tantas 'novias', el club lisboeta le haya subido la cláusula de rescisión en dos ocasiones. Primero a 45 millones, ampliándole además su contrato hasta 2021, y en cuanto apareció el interés del Madrid, esa cifra ascendió hasta los 80 millones. De este modo, se ha convertido en el jugador de la liga portuguesa con el precio más alto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada