16 enero 2016

La 'maldición' de Ramsey

Que todos los días muere gente es algo obvio, pero la relación entre los goles de Ramsey y la muerte de un personaje relevante se ha vuelto viral en las redes sociales. Parece no tener lógica ni sentido, pero las odiosas estadísticas son contundentes, y es que sus goles se han convertido en un mal presagio para diversas personalidades del espectáculo, la música, el deporte o la política, aunque tan solo se trate de una macabra coincidencia.

Desde 2007, año en que debutó como profesional en las filas del Cardiff City, Aaron James Ramsey ha marcado 56 goles (3 con el conjunto 'bluebird', 42 con el Arsenal, 10 con la selección galesa y 1 con la selección de Reino Unido que participó en los JJ.OO. de Londres'2012). Analizándolos uno a uno y observando la fecha en la que fueron conseguidos, se podría establecer una relación entre muchos de esos goles y la muerte posterior de un personaje importante. No todos, obviamente. Ni siquiera la mitad de ellos. Pero sí que han sido 19 las personas 'relevantes' que han fallecido horas o días después (con un margen de tres días) desde que el galés anotara.

La primera coincidencia se dio el 16 de octubre de 2009 con el fallecimiento del periodista Andrés Montes, dos días después de que Ramsey marcara su primer gol como internacional galés ante Liechtenstein. Desde entonces la lista ha ido añadiendo nombres con mayor o menor regularidad. El futbolista Antonio de Nigris, Osama Bin Laden, Steve Jobs, Muammar Al-Gaddafi, Whitney Houston, Chavela Vargas, Bebo Valdés y Jorge Rafael Videla fueron los siguientes en añadirse, algunos de ellos de manera muy seguida.

Hasta el mes de noviembre, Ramsey anotó 13 goles, siendo el boxeador Ken Norton su 'única víctima' en este periodo. Sin embargo, la maldición regresó tras marcar dos goles ante su ex equipo, el Cardiff City, el 30 de noviembre de 2013, el mismo día que falleció el actor Paul Walker (famoso por la saga 'Fast & Furious'). En 2014 cuatro goles coincidieron con otras cuatro muertes: el boxeador Rubin 'Hurricane' Carter, el ilustrador Hans Ruedi Giger, el actor Robin Williams y el actor, director y productor de cine Richard Attenborough, lo que supuso un 'respiro' en la supuesta maldición hasta abril de 2015 cuando, tras marcar ante el Burnley un 11 de abril, fallecieron dos días después dos ilustres escritores como Eduardo Galeano y Günter Grass.

Y estos eran los últimos, hasta que este recién estrenado 2016 ha devuelto a primer plano la 'supuesta maldición' con las muertes del cantante David Bowie y el actor Alan Rickman (famoso por encarnar al profesor Severus Snape en la saga de 'Harry Potter'), después de sus goles ante Sunderland y Liverpool respectivamente.

Un azar estadístico sobre el que el propio jugador llegó a pronunciarse en una entrevista con el periodista deportivo Alex Dimond en junio de 2015. "Algunas personas me han hablado sobre estas historias pero tampoco hago tantos goles. Recientemente he marcado unos cuantos tras los cuales no ha muerto nadie, gracias a Dios", explicaba el jugador durante la entrevista. Fue entonces cuando el periodista le preguntó si era capaz de dormir con ello y el jugador calificó esta sucesión de hechos como un "rumor estúpido al que no he dado ninguna importancia". Sin embargo, el periodista decidió seguir hurgando en la herida preguntándole si no consideraba que se tratase de una coincidencia divertida. "No, no lo encuentro nada divertido", respondió cortante el jugador.

Realmente es una trágica casualidad que no deja de ser eso, una casualidad, pero ahora, tras cada gol del jugador 'Gunner', las redes sociales bromean sobre la curiosa coincidencia y se preguntan quién será el siguiente famoso en morir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada