22 febrero 2014

DE GUANTE BLANCO: Preud'homme

Bélgica ha dado al mundo del fútbol grandes porteros. Courtois es sólo el más reciente de sus representantes. Entre sus predecesores, destaca nuestro protagonista de hoy. Muy seguro bajo los palos, siempre estaba bien colocado, tenía unos grandes reflejos y destacaba en las salidas, ya que tapaba perfectamente los huecos con su cuerpo.

Michel Georges Jean Ghislain Preud'homme nació el 24 de enero de 1959 en Seraing, pequeño municipio de la Región Valona (Bélgica). Sus padres, al notar que tenía manos grandes, finas y dedos largos, quisieron que estudiara piano y solfeo, pero el pequeño Michel, sabía que esa característica física no le valdría para ser pianista sino para ser portero, y a los 10 años ya había ingresado en las categorías inferiores del Royal Standard de Liège.

Con 18 años, Robert Waseige lo sube al primer equipo y lo hace debutar ante el Koninklijke Boom FC. Tras unos comienzos dubitativos, pronto se hace con la titularidad en la portería de 'Les Rouches', proclamándose ganador de la Copa de Bélgica y Supercopa en 1981, jugando la Recopa al año siguiente y llegando a la final, que perderían ante el FC Barcelona de Udo Lattek. Luego se desató un escándalo en el fútbol belga al conocerse públicamente que el Standard había comprado a sus rivales ligueros para evitar en sus encuentros todo tipo de entradas al límite que pudiesen provocar lesiones a sus jugadores y llegar así lo mejor posible a disputar la final de la Recopa. Sus últimos títulos en el conjunto belga (en el que permaneció 9 años jugando 240 partidos) fueron el campeonato de liga en las temporadas 1981-82 y 1982-83 y la Supercopa de 1983.

Tras perder confianza en el Standard, en 1986 fichó por el modesto KV Mechelen, donde coincidiría con jugadores como Leo Clijsters, Marc Emmers o Erwin Koeman. En el conjunto 'Malinois' alcanzó un nivel altísimo, consiguiendo en su primer año la Copa de Bélgica ante el RFC Liège. Un año después, ganaba la Recopa de Europa ante el AFC Ajax de los Menzo, Blind, Peter Larsson, Wouters, Van't Schip, Rob Witschge, Bosman, Winter o Mühren. Tan solo unos meses después conquistaban un nuevo título europeo ante un equipo holandés, esta vez era la Supercopa de Europa ante el PSV Eindhoven. Esa temporada, la 1988-89, ganaban la liga belga, último título importante conquistado por el conjunto 'Sang et Or'. A título personal, esos años fueron de los mejores del meta belga, codeándose con los mejores porteros del mundo. Ganó el 'Soulier d'Or' (Bota de Oro) al mejor futbolista belga en los años 1987 y 1989. Además, fue dos veces el portero menos goleado de la liga belga (1987 y 1989-90, temporada en la que batió todos los récords al encajar la cifra de 14 tantos en todo el campeonato), y Portero del año en Bélgica en las temporadas 1987-88, 1988-89, 1989-90 y 1990-91.

En 1994, con 35 años, fichó por el SL Benfica de Artur Jorge, convirtiéndose en el primer portero extranjero en la historia del club 'encarnado'. Allí fue donde apuró sus últimos años como portero de élite y aguantó estoicamente su pasión por jugar al fútbol. Con las 'Águias' tan sólo ganó una Copa (1995-96) pero no pudo brillar en la liga lusa. Eran los tiempos del auge del FC Porto, que logró los cinco títulos ligueros consecutivos mientras Preud'homme defendía la portería benfiquista. Tanto es así, que el belga recibió un doloroso 0-5 en la vuelta de la Supertaça Cândido de Oliveira de 1996. A pesar de ello dejó un maravilloso recuerdo en el Benfica, club en el que, finalmente, colgaría los guantes en 1999, tras disputar un amistoso con el Bayern de Múnich en agosto.

Internacional por Bélgica, Guy Thys lo hizo debutar el 2 de mayo de 1979 ante Austria en el Prater de Viena en un partido de clasificación para la Eurocopa de Italia'80. Fue convocado como tercer portero para jugar aquella Eurocopa, aunque no disputó ningún minuto ya que tenía por delante a Theo Custers y Jean-Marie Pfaff. Si tuvo minutos en los Mundiales de Italia'90 (perdieron ante Inglaterra en el tiempo extra de los octavos de final) y USA'94, donde sus grandes actuaciones le valieron el trofeo 'Lev Yashin' al mejor portero del campeonato.

Como curiosidad, aunque solía llevar lentillas, pidió permiso a la FIFA para jugar la fase final de Italia'90 con unas gafas de sol hechas según sus especificaciones. Ya las había utilizado en algún entrenamiento y amistoso, y el máximo organismo del fútbol mundial dijo que no había en aquel entonces ninguna regla que se lo impidiera, si bien debía consultarlo primero con el árbitro. El tiempo nuboso no le permitió estrenarlas ante Corea del Sur. Tampoco lo hizo frente a España, ni en ninguno de los partidos que disputó la selección belga en ese torneo, ya que ante Uruguay e Inglaterra se jugó en horario nocturno. En 1994 el arquero volvió a solicitar a la FIFA el uso de gafas pero, en esa ocasión, la respuesta fue negativa.

Tras su retirada pasó a ejercer como director de relaciones internacionales del Benfica. Pero a Preud'Homme todavía le tiraba mucho estar en contacto con un balón, así que decidió probar suerte en los banquillos. Empezando, cómo no, por el Standard de Lieja, club con el que ganó una Liga en 2008. De ahí, pasaría al KAAA Gent, entidad con la que conquistó una Copa. Sumaría nuevos trofeos a su palmarés en Holanda, desde las filas del FC Twente, hasta recalar en el Al-Shabab FC saudí en 2011, club con el que conquistó otro título de Liga y que, más que satisfecho con sus cualidades como mánager, le amplió su contrato hasta 2016. No obstante, en septiembre de 2013, el ex portero pactó su salida con la entidad saudí para incorporarse al banquillo del Club Brugge KV.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada