11 octubre 2011

La camiseta 'sin número' del Celtic de Glasgow

Llevar el número en la parte trasera de la camiseta de cualquier equipo es algo que no sorprende a nadie actualmente. En la mayoría de disciplinas deportivas es algo habitual, incluso hoy en día, la mayoría de los jugadores portan en su espalda su nombre y número, y la normativa FIFA para las selecciones nacionales obliga a llevar el dorsal también en la parte delantera de la camiseta. Pero no siempre fue así, aprovechando que esta noche España se enfrenta con la selección escocesa vamos a recordar la curiosa historia de la camiseta de un club mítico: The Celtic FC.

El club de Celtic Park, el más laureado de Escocia, se resistió durante años a esa imposición que 'manchaba' la mítica camiseta verde y blanca del club más católico del mundo. Hasta 1960 no llevaron números en la camiseta y sólo los introdujeron en los pantalones (en su parte delantera y trasera) para mantener la tradición de la camiseta 'limpia'. Esa señal de respeto a los orígenes fue impulsada por el mítico Robert Kelly (Presidente del club desde 1947 hasta 1971) famoso por sus innovadoras decisiones que llevaron al club de Glasgow a vivir sus mejores años.

En Europa, el Celtic pudo mantener esa tradición hasta 1975, cuando la UEFA obligó a portar el número en la camiseta. Sin embargo, en Escocia la Scottish FA respetó la tradición del Celtic hasta el año 1994 cuando se pusieron números por primera vez en las camisetas. Hasta entonces el dorsal en los pantalones fue la seña de identidad de la equipación del Celtic así como la evolución del escudo. Desde 1977, pasó de llevar un trébol de tres a cuatro hojas. En la temporada 1994-95 el Celtic fue obligado por la Federación Escocesa a llevar números en la camiseta después de que un árbitro se confundiese a la hora de sacar una tarjeta a un jugador. El colegiado culpó a la 'singularidad' de la equipación del Celtic ya que, según él, no era suficiente el enorme número en el pantalón para identificar a los jugadores.

Un hecho que irritó tanto al Celtic que el club respondió con los números en las mangas en vez de en la espalda. Al final, el Celtic tuvo que ceder y se rompió con una tradición que hoy muchos piden de vuelta en homenaje a la vieja camiseta. Es más, en muchas páginas de internet existen grupos pidiendo el regreso de esa elástica tan característica que siempre se identificará con el equipo que fue campeón de Europa en 1967. Ganaron con los números en el pantalón y después de 1994 ya nada ha sido lo mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada